14 de noviembre de 2013
14.11.2013

El colectivo Terra cierra sus actividades en el Musical de Benimaclet de forma indefinida

La junta directiva del centro indica que el proyecto ha sufrido «un problema de tiempos y de decibelios»

13.11.2013 | 22:12

El colectivo Terra ha puesto punto y final a las actividades «socioculturales y gastronómicas» que venía desarrollando en la planta baja del Centro Instructivo Musical (CIM) de Benimaclet, reabierto el pasado lunes tras someterse a unas obras de remodelación. Según la entidad, que desde el año pasado dispone de la concesión para gestionar la cafetería del Musical hasta el próximo 2016, la decisión se debe a dos causas interrelacionadas.
Por un lado, el Ayuntamiento de Valencia ha concedido al CIM una licencia de actividad para el bar que sólo permite su utilización en beneficio de los 500 socios del centro musical, lo que impide que se puedan celebrar actos sociales para todos los vecinos del barrio, tal como estaba previsto en el proyecto inicial del Terra.
Por otro, fuentes del colectivo confiesan que se ha detectado una palpable falta de confianza desde la junta directiva del CIM, algo que se achaca al «desgaste» que implica la «relación diaria».
La suma de ambos factores ha desembocado en la resolución del Terra de cesar de forma indefinida sus reuniones en el Musical de Benimaclet, un año después de celebrar los primeros actos.
Por su parte, la presidenta del CIM, Merxe Jiménez, explicó a Levante-EMV que el contrato de concesión sigue vigente, y que el Terra puede mantener la gestión de la cafetería del Musical si la emplea sólo como cantina para los socios. Jiménez también resaltó que los encuentros que el Terra ha realizado en la planta baja del CIM como parte de su proyecto «han ido demasiado rápido. Ha habido un problema de tiempos y de decibelios. Ha habido cuatro o cinco episodios en los que ha habido quejas vecinales que se derivaron hacia la junta directiva, que es la responsable del centro», sentenció la rectora del CIM. En este sentido, en el Terra se insiste en que, desde el año pasado, sólo se ha registrado una queja de una vecina, sin ninguna sanción municipal.
El Terra ha rechazado quedarse con la cafetería del Musical al no poder abrirla al resto de vecinos, y no se descarta buscar otro local para proseguir con su plan de actividades en otro espacio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook