17 de noviembre de 2013
17.11.2013

El PSPV considera insolventes y antisociales los presupuestos municipales para 2014

17.11.2013 | 00:42

«La alcaldesa oculta que las subvenciones de las administraciones del PP bajan», señala Pedro Sánchez

El concejal socialista en el Ayuntamiento de Valencia Pedro Sánchez tildó ayer los presupuestos municipales de 2014 presentados por la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, de «irresponsables, insolventes y antisociales». El edil explicó que «la realidad de las cifras demuestra que estos presupuestos son irresponsables porque siguen presupuestando por debajo de las necesidades reales de la ciudad, como por ejemplo en el caso de los servicios de limpieza viaria».

«Son insolventes», continuó Sánchez, «porque la alcaldesa hace trampas para ocultar que las subvenciones de las administraciones del PP bajan, pero aumentan los impuestos a todos los ciudadanos, mientras cada día paga más de 300.000 euros a los bancos». Asimismo, aseguró que son «antisociales» porque «no ayudan a los valencianos que más apoyo necesitan» y «no dinamizan la economía porque las inversiones no crecen, sino que se dedican a expropiaciones que no sirven ni para crear empleo ni para crear infraestructuras». Sánchez criticó que Barberá «intente ocultar que no hay inversiones incluyendo obras del Plan Confianza que debían estar hace años en funcionamiento».

El edil socialista explicó que el hecho de que el ayuntamiento no acuda a la concertación de nuevas operaciones de crédito «no es tanto un mérito del equipo de gobierno sino una obligación, dado el elevado endeudamiento» que ya tiene la corporación. En cuanto a la caída de las entregas a cuenta por la participación en los tributos del Estado en 15 millones de euros, remarcó que es «fruto de la política económica del PP que van a sufrir los valencianos con el silencio cómplice de la alcaldesa, quien una vez más demuestra que ha enmudecido desde que Mariano Rajoy llegó a la Presidencia del Gobierno».

Por otra parte, apuntó Sánchez, con la rebaja de la previsión de ingresos de la Generalitat «se impone la realidad de la bancarrota» de la Administración y la «marginación hacia Valencia». «La deuda de la Generalitat ha sido un lastre para el ayuntamiento también con la complicidad de la diputada autonómica y alcaldesa», recalcó.

Aumento de los impuestos
En cuanto a la congelación en los tributos municipales, Sánchez aseguró que esta afirmación «no se corresponde con la realidad», dado que «se mantiene la subida provisional del 10 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)» y que también «la reducción de la bonificación de la domiciliación bancaria de los recibos y las tasas suben el IPC». «Congelar no es subir y los tributos suben en términos reales», apostilló el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook