Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Valenbisi» sitúa a Valencia entre las ciudades más sostenibles de Europa

La Agencia Europea del Medio Ambiente reconoce en un informe oficial la modificación de los hábitos de transporte en el área metropolitana

Los más de 100.000 usuarios de «Valenbisi» y el incremento del uso de la bicicleta privada han situado a Valencia muy cerca de la élite de las ciudades europeas con un transporte urbano más sostenible, según el informe anual sobre transporte y medio ambiente urbano (TERM) elaborado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

Valencia figura ya en el cuarto lugar de Europa en porcentaje de personas que se desplazan en bicicleta o andando, con un 47%, solo por detrás de Amsterdam (68%)paradigma en el uso de la bicicleta, París (55%) o Barcelona (55%).

Esta posición, alcanzada en apenas dos años, evidencia la implantación que ha logrado el transporte urbano en bicicleta a pesar de algunas carencias detectadas en la red de carriles-bici específicos y en la no siempre fácil convivencia entre el tráfico de vehículos a motor y el de las dos ruedas.

Sin embargo, el impacto de las políticas de promoción del uso de la bicicleta ha sido todavía mayor en Sevilla, que ha pasado a ser en apenas dos años la cuarta ciudad de Europa que mas usa este tipo de vehículos («The Copenhagenize Index») en una clasificación en la que Valencia no aparece entre los veinte primeros.

El creciente uso de la bicicleta ha situado también a Valenciacon la adicción en este caso de su área metropolitana entre las diez primeras ciudades de Europa con mayor índice de desplazamientos «sostenibles», que incluyen los realizados a pie, en bici o en transporte público, aunque en esta clasificación la ciudad se encuentra en noveno lugar, con un 67% de desplazamientos frente al 87% del área metropolitana de París debido en parte a la mayor implantación que tienen transportes públicos como el metro o el autobús en la capital de Francia, a la que sigue Barcelona (83%).

Fuentes de la AEMA destacan en su informe la importancia de estos datos. «El transporteexplican ayuda a mantener y desarrollar nuestra sociedad y el sistema económico pero es también la principal fuente de presiones sobre el medio ambiente por su responsabilidad en el uso insostenible de los recursos naturales, emisión de gases de efecto invernadero, contaminación atmosférica y ruido».

El TERM aspira a ser un instrumento para orientar a los legisladores y a los ciudadanos sobre los avances en los objetivos del Libro Blanco del Transporte (2011), donde se reclamaba una «nueva movilidad urbana». Se trata, dice el observatorio europeo del medio ambiente de llevar a cabo «la necesaria transición desde una movilidad urbana en las ciudades basada en el uso del coche particular hacia otra basada en caminar, montar en bicicleta y en el uso de un transporte público de alta calidad».

Sobre la finalidad de los desplazamientos, los viajes a la escuela y el trabajo representan el 45,7% en el área metropolitana de Valencia, inferior al que se produce en Madrid (56,4%) aunque lejos del que soportan entornos urbanos como el de Amsterdam (26%), el «Gran» Londres (25,1%) o París y su Ille de France (35,8%). El dato permite centrar los objetivos para alcanzar un transporte urbano más racional incidiendo en estos sectores.

Compartir el artículo

stats