28 de diciembre de 2013
28.12.2013

Sarrià denuncia el abandono de la Harinera

El edil socialista recuerda que el edificio debe ser rehabilitado por la Generalitat con cargo al Plan Confianza y ya cumple cinco años de retraso sin iniciarse las obras

29.12.2013 | 09:40

El concejal socialista Vicent Sarrià ha denunciado este sábado el abandono de la antigua fábrica la Harinera, situada en al calle Juan Verderguer del Camino Hondo del Grao, que debe ser rehabilitada por la Generalitat con cargo al Plan Confianza y ya cumple cinco años de retraso sin iniciarse las obras.

En un comunicado, Sarrià ha recordado que la nave forma parte de un conjunto arquitectónico industrial protegido, cedido gratuitamente a la ciudad al estar incluidas en el PAI del Camino Hondo del Grao, adjudicado a la mercantil Vallehermoso y donde se prevé construir centenares de viviendas y edificios de terciario.

El Plan de Reforma Interior, que se aprobó definitivamente en 2005, contempla el pago de 8,2 millones de euros por parte del promotor al Ayuntamiento, para poder rehabilitar todo el conjunto de naves de la calle Juan Verdeguer, a cambio del incremento de edificabilidad en dicho sector.

Sin embargo, según Sarrià, el agente urbanizador ni ha pagado ni ha rehabilitado las naves y el gobierno municipal decidió pagar con cargo a los fondos del Plan E del anterior gobierno socialista la rehabilitación y puesta en marcha de dos de las naves Caballero por un total de 5 millones de euros, que funcionan desde el año 2010.

Entre las naves que quedan pendiente de rehabilitar, figura la Harinera, cuyo proyecto de rehabilitación estructural para infraestructura sociocultural se encargó por la Junta de Gobierno Local el 24 de abril de 2009, se aprobó en 2012 y sus obras llegaron a licitarse en diciembre de 2012 por 4,9 millones de euros.

Sin embargo, como ha manifestado Sarrià, "la ruina económica" de la Generalitat y el "permanente ninguneo a que somete Fabra a Valencia, han impedido adjudicar las obras para que se puedan iniciar".

Ante esta "desidia" en el incumplimiento del Plan Confianza, el Ayuntamiento tuvo que invertir 236.500 euros para apuntalar la Harinera para evitar que desmoronara y ahora, ha sido necesario intervenir de emergencia de nuevo porque se ha realizado un butrón en la parte posterior de la fábrica y el desplazamiento del vallado, que evidencia la inseguridad del edificio y su precaria situación.

El grupo municipal socialista ha reiterado en numerosas ocasiones la necesidad de reclamar al adjudicatario de este PAI el pago de los 8,2 millones de euros comprometidos para rehabilitar las naves y el equipo de gobierno local confirmó que se le ha requerido pero que de momento, no ha sido atendida.

"La única solución sería reclamar la cantidad vía judicial o resolver la adjudicación del Programa", según Sarrià, quien ha lamentado que no se ha llevado a cabo ni una cosa ni la otra.

Sarrià ha recriminado la "desidia" con que la alcaldesa, Rita Barberá, aborda los temas de ciudad y "su permanente despreocupación" por los asuntos que afectan a los barrios y a las arcas municipales.

En el caso de la Harinera, al permitir a la Generalitat el incumplimiento del Plan Confianza y mostrar una permanente debilidad ante los promotores que adeudan importantes cantidades a la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook