Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Roban otros dos perros de presa del refugio municipal de Benimàmet

Modepran teme que se repita la ola de hurtos que se vivió en las instalaciones en enero

Los dos perros desaparecidos de Modepran el jueves. Levante-EMV

La protectora de animales que gestiona el refugio municipal, Modepran, denunció ayer un nuevo robo de perros de presa, en este caso, dos ejemplares cruzados de boxer y bull terrier. Los animales, llamados Baila y Can Can, habían entrado al refugio el día 4 de este mes y el 26 del pasado noviembre. Fuentes de Modepran apuntaron a que, pese a que fortalecieron la vigilancia por las noches tras los hurtos del pasado mes de enero como ya informó Levante-EMV, la pasada noche los ladrones aprovecharon que había menos voluntarios en las instalaciones para acceder al refugio y llevarse los dos animales.

Ahora como en enero, la principal hipótesis con la que trabajan desde la protectora es que los ladrones se apropian de los perros para usarlos de «sparrings» durante entrenamientos para canes de lucha, ilegales en la C. Valenciana. Desde comienzos de 2014, han desaparecido de las instalaciones de Modepran 8 perros de distintas edades y razas. Cuatro de ellos aparecieron días después de su desaparición a comienzos de enero.

Entonces, los voluntarios de Modepran decidieron intensificar la vigilancia de las instalaciones de Benimàmet durante la noche para evitar más robos. La situación parecía haberse solucionado gracias al esfuerzo de los voluntarios, según las mismas fuentes de la protectora, y de la Policía Local, pero en la madrugada del jueves al viernes, aprovechando que la vigilancia se había reducido, los ladrones robaron los dos perros.

La protectora había cambiado a los perros peligrosos de sitio dentro del refugio para evitar más robos. Al parecer, los asaltantes utilizaron el tronco de un árbol que ha crecido junto a una de las vallas de protección para introducirse en las instalaciones, junto a donde se encontraban los perros potencialmente peligrosos. Una vez dentro, según fuentes de la protectora, los presuntos ladrones forzaron las cerraduras de sus jaulas y también cortaron las cadenas que mantenían controlados a los animales.

Cuatro de los seis ejemplares desaparecidos en enero se encontraron días después en la localidad de Burjassot, por lo que Modepran pidió a los vecinos del municipio colaboración para encontrar a los animales, porque la teoría que manejan desde la protectora es que los entrenamientos se realizan en el entorno de Burjassot.

Compartir el artículo

stats