27 de abril de 2014
27.04.2014

Una economía con rostro humano

Valencia reúne a decenas de defensores del modelo alternativo llamado del Bien Común

27.04.2014 | 02:06
Una economía con rostro humano

Modelo Económico con futuro. Valencia, sede central de la Asociación Federal Española para el Fomento de la Economía del Bien Común (EBC), acoge la primera Asamblea General donde se votarán los puntos importantes a tratar en el proyecto implantado en más de 20 países y con más de 1.500 empresas simpatizantes.

Iniciativas económicas novedosas, de cambios sociales y sobre todo ganas de mejorar el modelo económico actual, es lo que propusieron ayer en la presentación de la I Asamblea General de la Asociación Federal Española para el Fomento de la Economía del Bien Común. Esta Asociación surgió en 2013 como herramienta para concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de un cambio económico. Su sede central está en Valencia y la convención se está celebrando este fin de semana en la Sala Noble del Consell Valencià de Cultura hasta las 14 horas de hoy.
A la reunión de ayer asistieron muchos de los voluntarios de toda España que promueven la Economía del Bien Común (EBC). «Somos una representación de las tendencias que viven en la sociedad, que tenemos un propósito compartido», aseguró Ana Moreno, portavoz del grupo impulsor.
La EBC es «una herramienta que permitirá tener un modelo económico con rostro humano, donde la prioridad es la persona y su bienestar», aseguró Paco Álvarez, embajador del Bien Común en España. La implantación de este estudio está en contra del modelo económico actual donde «solo importa el dinero y la competitividad. La crisis económica está en los genes de este tipo económico y se está viendo a lo largo de la historia de nuestro país», señaló Álvarez.
La idea es impulsar tres pilares para el desarrollo social, siendo relevantes el económico, político y el pilar del saber. «Pretendemos establecer lineas de trabajo conjuntas a nivel estatal, somos gente de toda España que trabaja por nodos de trabajo diferenciados», comentó María Amigo, coordinadora del Campo de Energía de Valencia. En esta reunión se diferencian espacios de capacitación y entrenamientos de habilidades con talleres y reuniones temáticas, espacios de convivencia y momentos para la toma de decisiones como los que hoy se llevarán a cabo con la celebración de la Asamblea General. «Representamos una esperanza de cambiar el paradigma económico desde las empresas, instituciones y consumidores para que se trabaje de manera recíproca», aseguraron los responsables.
Ayer se trataron temas de importancia para la EBC como el crecimiento de las empresas que apuestan por la dignidad humana, la solidaridad, la justicia social, la sostenibilidad ecológica y la democracia con todos los agentes económicos. «Para conseguir el cambio, hace falta que aumente la implicación ciudadana en la política» aseguraron los responsables del encuentro.
La EBC crece en afiliados
Durante el día de hoy se votarán las propuestas que los siete nodos de trabajo proponen en la Asamblea General. Ya son más de 1.500 las empresas las que utilizan este modelo económico y muchos países extranjeros también lo tienen implantado. Lola López, encargada de la comunicación estatal, coordina a nivel internacional la implantación de la EBC en países como Colombia y Chile. La responsable señaló que el posicionamiento de la Economía del Bien Común está aumentando considerablemente a nivel mundial.
«Si somos capaces de integrar las difrentes sensibilidades en un proyecto común, habrá esperanza de cambiar el funcionamiento económico global», explicó Moreno. La EBC la integran personas con diferentes sensibilidades y procedencias políticas, económicas y culturales y que comparten el interés por una economía del Bien Común.
Christian Felber, economista austríaco asegura que la EBC «es la compilación de un conjunto de cosas existentes a las que se ha puesto un orden, para crear herramientas para iniciar el cambio». Siguiendo estos pasos, la asociación española que se va asentando en España, busca implantar un nuevo sistema económico más humano y más social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook