Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambios en la urbanización

La Porta de la Mar se convertirá en una rotonda

Un nuevo carril bus en la avenida Navarro Reverter, donde se ampliará la acera derecha, obliga a reconvertir la glorieta

La Porta de la Mar. f.bustamante

La glorieta de la Porta de la Mar, al final de la calle Colón, se convertirá en una rotonda. Harán uso de ella los autobuses que discurrirán en sentido contrario al habitual por la avenida Navarro Reverter, que une la plaza de América y la Porta de la Mar. Además, la acera derecha, en sentido de la circulación, se verá ampliada cuando sea eliminada la vía de servicio que hoy en día únicamente sirve para carga y descarga y para acceder a los garajes. Los cambios en la urbanización y la ordenación del tráfico en ese punto de la ciudad son fruto de las acciones que está llevando a cabo el ayuntamiento para ampliar la zona peatonal en el centro de la ciudad. La obra, según explicó ayer el concejal de Circulación y Transportes, Alberto Mendoza, saldrá a licitación pública la próxima semana con un presupuesto base de licitación de 472.220 euros. el plazo de ejecución previsto es de cinco meses.

La reconversión de la plaza de la Porta de la Mar en una rotonda afectará únicamente al nuevo tráfico de autobús que conectará la plaza con la de América. Para ello, se habilitará un carril bus en sentido contrario al habitual „la avenida Navarro Reverter tiene ahora mismo cuatro carriles en sentido plaza de América„ y se instalarán hasta tres paradas, una de ellas en la propia Porta de la Mar. Otra de las paradas, además, será una dársena de regulación. Los autobuses podrán entonces o dirigirse hacia el Puente de la Exposición o hacia la calle Colón. El tráfico que discurría por las calles General Palanca y Palacio de la Justicia podrá seguir por Navarro Reverter, por Colón o por Justicia: la rotonda no tendrá efecto porque General Palanca es dirección contraria.

La propia avenida Navarro Reverter también se transformará. El consistorio considera que la vía de servicio ubicada a la derecha „la de la izquierda permite la entrada a las calles General Navarro Sangrán y Doctor Fleming„ está «infrautilizada», por lo que desaparecerá para dar lugar a una acera mucho más ancha. En ese punto, además, se encuentran varios restaurantes. Se mantendrá, como explicó ayer Mendoza, la entrada a los garajes, así como el acceso a la calle Gravador Esteve que conecta el centro de la ciudad con la plaza de Cánovas, en la gran vía.

«Con esta remodelación la avenida Navarro Reverter se convertirá en una calle mucho más accesible, transitable y cómoda para los ciudadanos y la ampliación del espacio peatonal podrá aumentar su atractivo para la instalación de comercios», indicó ayer Mendoza.

Compartir el artículo

stats