El vicealcalde, Alfonso Grau, aclaró ayer la postura del equipo de gobierno en relación a las reivindicaciones de varios colectivos del barrio de Russafa sobre las naves a rehabilitar en el entorno del Parque Central. Los vecinos proponer convertir varias naves en una gran zona deportiva. Grau destacó que primero hay que rehabilitarlas y dotarlas de servicios, algo inviable de momento. Aseguró que la nave de «dientes de sierra» de Demetrio Ribes si podría tener uso dotacional, pero en todo caso destacó que la voluntad del ayuntamiento es que lo que se haga en el parque tenga carácter urbano, para toda la ciudad, y no solo equipamientos de barrio. Grau pidió en este sentido «altura de miras» y recordó que la voluntad del ayuntamiento, apoyada por la Federación de Vecinos, es convertir las naves en dotación cultural.