La comisión municipal de Hacienda aprobó ayer una modificación de crédito para dar de alta gastos de expropiaciones por valor de 4,2 millones de euros. En lo que va de 2014 se han modificado 14 millones de euros para pagar expropiaciones, a estos 14 millones hay que sumar los 10 millones de euros presupuestados inicialmente para 2014. En total, según advirtió ayer Compromís al término de la comisión de Hacienda, el ayuntamiento ha gastado 24 millones de euros en seis meses de 2014 para hacer frente a los gastos de expropiaciones, el 3,2 % del total del presupuesto del Ayuntamiento de Valencia.

Compromís, y también el grupo socialista, han instado al gobierno local a buscar nuevas fórmulas de gestión urbanística para evitar la sangría de las expropiaciones, que algunos propietarios de suelo han convertido en tiempos de vacas flacas en el sector de la construcción, en una fuente de ingresos.

En la modificación de créditos también se han incluido 10.000 euros para reparar la sala de lecturas de Viveros, un edificio construido con fondos del Plan Zapatero que no se ha inaugurado y que ya ha sido ocupado y expoliado.

La concejala de EU, Rosa Albert, aludió al reconocimiento extrajudicial de créditos aprobado en la comisión y advirtió de que es «inaudito» que el consistorio recurra a esta figura para hacer frente al pago de los salarios y a la Seguridad Social del personal la EMT.