Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona de estacionamiento

Los vecinos del centro proponen al ayuntamiento que elimine la zona naranja

Los residentes de la zona exigen el cierre al tráfico y la cesión de plazas en aparcamientos públicos

Un punto del Carmen donde está instalada la zona naranja.

Un punto del Carmen donde está instalada la zona naranja. fernando bustamante

Las asociaciones de vecinos del Carmen y de Velluters, así como la Coordinadora de Ciutat Vella, van a pedir al Ayuntamiento de Valencia que elimine la zona de estacionamiento horario en el centro histórico, la conocida como zona naranja, y que cierre al tráfico «de una vez por todas», según fuentes de la coordinadora, la zona de Valencia más visitadas por los turistas. Son dos de las propuestas que los colectivos vecinales trasladarán hoy, en una asamblea que se celebrará a las 19 horas en los el Colegio Mayor Rector Peset, a representes de los cuatro grupos políticos presentes en el consistorio y de Podemos, invitado por la coordinadora.

Será una propuesta en firme derivado del estudio de Plan Municipal de Movilidad Urbana al que la coordinadora y los vecinos presentaron alegaciones. Las cinco propuestas pivotan en torno a una principal: peatonalizar el centro histórico. «Aquí hay algo más que comerciantes: estamos los vecinos, los turistas y la conservación del patrimonio», explican desde la coordinadora. La propuesta elimina el tráfico rodado de calles como la Paz o la plaza de la Reina, y ahonda en la necesidad de alejar los coches de las zonas más turísticas de la ciudad, visitadas día a día por miles de personas. Cabe recordar que la entrada al centro está prohibida desde las 22 horas de cada noche del fin de semana hasta la mañana siguiente.

No es la única propuesta. Además de prohibir la entrada a todo aquel que no sea residente o comerciante, la coordinadora, que asegura presentar propuestas consensuadas con los vecinos del centro, plantea la retirada de la zona naranja, el aparcamiento horario creado en 2010 y con un precio ligeramente superior al de la zona azul. La idea es que aquellos que quieran visitar o comprar en el centro dejen el coche en una ronda exterior conformada por Guillem de Castro, Blanquerías, Conde Trénor,plaza del Temple, Porta de la Mar, Colón y Xàtiva. «Hay aparcamientos disponibles en esas zonas, ya ha llegado el momento de apostar decididamente por la peatonalización del centro», explican desde la coordinadora, donde también piden que se cedan plazas de los aparcamientos de Ciudad de Brujas o de la plaza de la Reina para residentes.

La propuesta se ha encontrado con la oposición de parte del pequeño comercio, del Mercado Central y de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico. Pero fuentes de la coordinadora quitan importancia a estas protestas y tildan de «egoístas» algunas de las quejas. «El Mercado Central negocia por sí mismo y no podemos estar pendientes de lo que quiera un centro comercial», explican fuentes de la Coordinadora de Ciutat Vella.

Compartir el artículo

stats