09 de septiembre de 2014
09.09.2014
Dispositivo especial

Revisan 6.000 palmeras y 10.000 árboles ante el riesgo de fuertes lluvias

La ciudad prepara un dispositivo especial que incluye la limpieza de alcantarillas y la revisión de fachadas y andamios en los centros históricos

09.09.2014 | 00:00

La Concejalía de Jardines ha revisado más de 6.000 palmeras y ha podado 10.000 árboles, muchos de ellos monumentales, dentro de las labores de prevención de grandes lluvias, según se informó ayer durante la Junta Local de Protección Civil, donde se aprobó todo el dispositivo de la ciudad ante posibles lluvias torrenciales. Alcantarillas, albergues, fachadas, semáforos, pasos inferiores y muchos otros elementos urbanos forman parte de este dispositivo, que este año, al menos a diez días vista, no debe tener trabajo, pues no se ha previsto un riesgo inminente de gota fría.

Tras reseñar que el sistema de evacuación de aguas pluviales de Valencia es muy superior a la media europea, la concejala de Medio Ambiente, María Àngels Ramón-Llin, aseguró que a día de hoy se han limpiado 72.808 imbornales y se han revisado de manera intensiva los14.976 puntos de evacuación máxima. Así mismo, desde el pasado mes de julio se ha intensificado la limpieza de alcantarillas, pasando de 15.000 a 24.500 mensuales. A ello se suman los 244 abocadores que han sido sustituidos por otros de mayor capacidad drenante.

«Como consecuencia de todo ello explicó la concejala se han retirado 243 toneladas de residuos y sedimentos, lo que refleja la labor de prevención y mantenimiento llevada a cabo», en cuya ejecución participan 164 personas y 95 elementos técnicos y maquinaria.

Jardinería
Por lo que respecta a Jardines, el concejal Miguel Domínguez, primero, y la concejala Lourdes Bernal, después, explicaron que a lo largo del verano se han revisado 6.000 palmeras en toda la ciudad con el doble propósito de garantizar su estabilidad en caso de lluvias y aligerar su carga de fruta mediante la retirada de los dátiles de cada ejemplar, labores que aún perduran.

En todo el año, además, se han podado 10.000 árboles, bien para evitar la caída de ramas, bien para reducir la copa.

El plan se completa con el apoyo de los servicios de Policía Local, Bomberos y Protección Civil. Según explicó el concejal Miquel Domínguez, que presidió la Junta en ausencia de la alcaldesa Rita Barberá, desde principios de mes los agentes de la policía de barrio desarrollan una campaña de vigilancia y control de antenas, andamios, vallas publicitarias y fachadas, todo ello susceptible de resultar peligroso en casos de viento y lluvias, con especial intensidad en los centros históricos urbanos.

Por su parte, el Servicio de Bomberos (preparado para actuar en distintos supuestos como achique de aguas en vías públicas y propiedades privadas, inspecciones de edificios, actuaciones por caída de ramas o toldos, por accidentes de tráfico, o en salvamentos de personas y animales, entre otros casos?) dispone de un contingente de 405 miembros (entre agentes, oficiales y personal médico y sanitario), así como 56 medios técnicos, a los que se suman los recursos proporcionados por Cruz Roja y el Servicio de Protección Civil (agentes y voluntarios).

En este sentido, el edil destacó la labor de los voluntarios de Protección Civil, que han llevado a cabo 225 servicios en lo que va de año.

Además, tienen una unidad canina (que cuenta con 12 perros entrenados), y acaban de inaugurar su unidad ecuestre, con 10 voluntarios y 8 caballos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook