21 de septiembre de 2014
21.09.2014
Proyecto

Valencia probará un nuevo pavimento que absorbe la contaminación

El material funciona por la acción de la luz solar y se aplicará en la urbanización de la calle Félix Pizcueta

21.09.2014 | 00:05

Valencia acogerá un proyecto piloto de mejora ambiental mediante el empleo de materiales de construcción capaces de reducir los gases contaminantes existentes en el aire, que se aplicará en la urbanización en la calle Félix Pizcueta. Se trata del programa Light To Cat, cuyo plazo de ejecución es de tres meses y el presupuesto asciende a 132.41 euros.

Mediante este proyecto se estudiará el impacto de nuevos pavimentos que, por la acción de la luz solar, son capaces de producir una serie de reacciones químicas que absorben gases contaminantes. El objetivo es mejorar la calidad del aire atmosférico que desarrolla una tecnología de alto rendimiento basada en cementos fotocatalíticos tratados con dióxido de titanio. Cuando la luz solar incide sobre la superficie de hormigón tienen lugar sobre el fotocatalizador una serie de reacciones cuyo resultado es la reducción de los contaminantes atmosféricos como los óxidos de nitrógeno, los compuestos orgánicos volátiles o las partículas en suspensión. El dióxido de titanio es estable, no es tóxico, es económico y no se consume durante la reacción.

En la calle Félix Pizcueta ya hay instalados medidores de contaminación para comparar estos indicadores con muestras posteriores a la instalación de los materiales «anticontaminación».El ámbito de actuación será la propia calle Félix Pizcueta, a excepción del cruce con la calle Cirilo Amorós. También se incluirá la mejora de las aceras existentes, que actualmente presentan anchos insuficientes en distintos puntos, con pavimentos de acera en mal estado. También se prevé actuar sobre las canalizaciones de los servicios municipales de red de alumbrado, señales de tráfico, comunicaciones de EMT y la red de riego y saneamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook