Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Por mucho BIC que sea la pilota, si no nos ayudan no hay futuro»

La desaparición del patrocinio de la Fundación Bancaixa asestó un golpe letal al mundo profesional de la Pilota, que la actual crisis ha acabado por dejar muy tocado. Circunstancias que llevan a José Vicente Grau a ser muy pesimista respecto al futuro de este deporte autóctono, catalogado como Bien de Interés Cultural por la Generalitat. «Se extinguirá lo profesional y se quedará sólo el ámbito aficionado», defiende. «El trinquet no desaparecerá nunca y la pilota tampoco, pero el mundo profesional, sí», reitera. «Pueden declarar la pilota BIC, pero si no nos ayudan no hay nada que hacer. No hay futuro», esgrime. Su teoría es simple, si arriba del escalafón no hay referentes sólidos y atractivos, pilotaris que ganen dinero, no hay estímulo para la base. «Para que haya cierto nivel tienen que existir muchos niños compitiendo y que de esos sobresalgan sólo los mejores», argumenta. Es lo que ocurre en el País Vasco, que además de las enormes subvenciones de la Lendakaritza, los profesionales del primer escalafón «pueden ganarse bien la vida y retirarse con un buen pellizco». El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, anunció hace semanas que el gobierno valenciana suplirá la falta de patrocinio

de la Lliga Professional.

Compartir el artículo

stats