Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mirada del domingo

Nuestras "big three"

Nuestras "big three"

Nuestras "big three"

Una ciudad, a veces, se define por las empresas o las instituciones que la tienen por cuartel general. Esto pasó en Detroit, que fue conocida durante muchos años por la ciudad de las Tres Grandes, «the Big Three», refiriéndose a la Ford, a General Motors y a Chrysler. La crisis de la fabricación americana de coches llevó a que Detroit se fuera encogiendo, perdiendo población y músculo económico. Pero como el tiempo no pasa en balde, de nuevo Detroit vuelve a tener otras «Big Three», aunque con un perfil un poco diferente. Hoy, la ciudad se apoya en tres instituciones que toman el relevo: la Wayne State University, la Henry Ford Health System y el Detroit Medical Center.

Bien, cojamos un poco de perspectiva comparada y salgamos de la mira localista. ¿Cuáles serían las «Big Three» en la ciudad de Valencia? Sin duda, la Universitat de València, junto al propio ayuntamiento y la Universitat Politècnica. Las tres, especialmente las dos instituciones universitarias, podrían jugar el papel de revitalizador económico, social y cultural de la ciudad en conjunción con una política colaborativa municipal, que a mi juicio debería crear una concejalía dedicada única y exclusivamente a coordinar su trabajo con ellas. La potencia de una verdadera alianza de estos «Big Three» sería impresionante, puesto que trabajando de manera conjunta, su capital humano y su misión social permitirían proporcionar salidas a esta ciudad de la crisis en la que se encuentra. Pero todavía hoy en día, nuestras «Big Three» son poco conocidas. Déjenme que les de algunos datos que puede el lector desconocer sobre la Universitat de València, una institución con más de 52.000 estudiantes matriculados, más de cien másters universitarios anuales y casi 400 tesis doctorales defendidas en solo un año. ¿Cuántos lectores saben que la Universitat cuenta con más de 1,2 millones de libros en sus bibliotecas a disposición de la cultura de esta ciudad? Por no hablar de deporte. En este caso, la Universitat debería ser considerada uno de los clubes de Valencia más importantes, con sus más de 16.500 matriculados en actividades fisico-recreativas, sus 39 medallas en campeonatos universitarios o el triunfo de su equipo de Fútbol 7 femenino en los Juegos Europeos Universitarios el año pasado.

Hay que generar políticas que saquen provecho de los recursos internos de los que dispone nuestra ciudad. Sería, sin duda, fantástico que una gran empresa se instalara en Valencia o que los cargueros chinos desembarcaran en exclusiva sus contenedores en nuestro puerto en conjunción con un potente corredor mediterráneo que no llega, pero es que tenemos, ya viviendo en la ciudad , y sin ningún deseo de deslocalizarse, instituciones que, juntas, pueden aportar mucho al futuro urbano y metropolitano. Las universidades juegan en las ciudades más modernas el papel de instituciones-ancla, pues como ellas, están firmemente sujetas a la localidad y generan fuertes lazos con su entorno más cercano. En momento de tormentas (¡perfectas!), las universidades protegen a la sociedad y a la ciudad de los vaivenes y de los oleajes. Nuestras universidades se extenderán, crecerán, se descentralizarán pero jamás abandonarán Valencia. Su enraizamiento es uno de sus rasgos fundamentales, pero abriéndose al mundo también: la Universitat de València es la segunda institución universitaria europea en recepción de Erasmus y la quinta en contribución de estudiantes a este programa. Abiertos al mundo, anclados a Valencia.

Compartir el artículo

stats