El grupo municipal de Compromís ha llevado a Fiscalía Provincial de Valencia, -que investiga la compra de la empresa encargada de organizar el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 Valmor Sports por parte del Consell en 2001-, una serie de documentos firmados por el entonces concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, en el que se admite una deuda municipal de 46,6 millones de euros, por las infraestructuras que se llevaron a cabo para poder acoger la celebración del evento en la ciudad.

La documentación, extraída de un expediente del consistorio, que este lunes ha exhibido el portavoz de Compromís, Joan Ribó, muestra el acta de cesión de obras realizadas con motivo del evento deportivo -y que abarcan el proyecto constructivo de la conexión Alameda-Avenida de Francia-Puerto de Valencia y de la pasarela peatonal sobre el antiguo cauce del río Turia-, por la que el Ente Gestor de la Red de Transporte y Puertos de la Generalitat (GTP) cede las obras al Ayuntamiento de Valencia, que se encargará de mantenerlas y destinarlas al fin para el que fueron concebidas.

El documento está firmado el 23 de diciembre de 2009 por el entonces teniente de alcalde y concejal de urbanismo, Jorge Bellver, y eleva la liquidación provisional de las obras más la carga financiera a 45,5 millones de euros. El siguiente año, 2010, el importe asciende a 46,6 millones de euros, también con la rúbrica de Bellver junto a la del entonces gerente de GTP, Antonio Carbonell.

Grau "mintió descaradamente"

"Durante dos años el Ayuntamiento de Valencia firma es liquidación provisional" y aunque en 2011, 2012 y 2013 los papeles ya no aparecen firmados por el consistorio, "con aceptarla un año es suficiente", ha asegurado Ribó. Así, ha acusado al vicealcalde del Ayuntamiento, Alfonso Grau, de "mentir descaradamente" cuando hace un par de meses negó la existencia de estas cargas financieras.

"Grau cuando informamos de esto nos dijo que era mentira, pues fue él quien mintió descaradamente, porque está firmado por Bellver", ha criticado Ribó, y ha pedido al edil que "no nos cuente cuentos que ya nos los sabemos todos, la documentación es muy clara", ha sentenciado.

Posible "especulación" del ayuntamiento en el PAI del Grao

Asimismo, Compromís ha llevado ante Fiscalía documentación sobre la venta de terrenos por donde discurre el circuito de la Fórmula 1 para que investigue si el consistorio pudo haber "especulado" con ellos dando "información privilegiada" a ciertas empresas. En este sentido, los papeles aportados muestran cómo "todos los terrenos cambian de propietario entre septiembre de 2005 y diciembre de 2006", en 15 meses, cuando todavía "no se sabe nada de la F1". La primera noticia sobre la posible celebración de la cita deportiva aparece en la campaña electoral de 2007, ha recordado Ribó.

En concreto, la parcela 1 se compra en septiembre de 2005 al precio de 2,75 euros el metro cuadrado, mientras las parcelas 13 y 14 que son el grueso de los suelos, las compra Acinelav --conglomerado de empresas formado por los principales constructores de Valencia con Bacaja, que también tiene la parcela 12, como buque insignia--. Estos compran las parcelas a 2.936 euros el metro cuadrado. "Si multiplicamos por mil lo sucedido tres meses antes se ha multiplicado el terreno por más de mil".

Posteriormente, en diciembre de 2008 el Ayuntamiento de Valencia modificar el PAI Grao-Cocoteros, donde se ubican estos suelos, para permitir construir rascacielos bordeando el circuito de F1. ¿Cómo estos señores que saben tanto de urbanismo se pueden permitir comprar a 3.000 euros el metro cuadrado una zona? ¿Seguro que nos disponían de ninguna información?

Según Ribó, la respuesta está clara: "algo sabían". "Tenemos la convicción --ha continuado-- de que disponían de información especial, si no, nadie se gasta 300 millones de euros en este proceso", ha aseverado. Sin embargo, después estalló burbuja inmobiliaria y "el conglomerado de empresas de Acinelav está en concurso de acreedores y la situación de Bancaja ya la saben".

Para Compromís el papel del consistorio valenciano es "fundamental" y "decisivo" en la celebración de la F1. A su entender, "es imposible explicar todo este movimiento de tierras sin el cambio en el PAI para construir rascacielos".

Reunión entre Barberá y Ecclestone

Por último, el portavoz de Compromís ha exigido a la primera edil, Rita Barberá, que desvele el contenido de la reunión que mantuvo con el magnate de la F1, Bernie Ecclestone, en diciembre de 2011, mientras acudía a Londres a apoyar al Valencia CF en un partido de fútbol. "Cuatro días después de aquella entrevista, Valmor fue comprada por la Generalitat por un euro, pero asumiendo todas las deudas de esta empresa", ha subrayado Ribó.

Dado que los viajes de avión y el coche que alquiló "por 4.900 euros para tres días" fueron pagados con dinero público ha instado a Barberá a explicar de qué hablaron". "Pensamos que la participación del Ayuntamiento en el circuito es imprescindible", ha concluido.