Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rehabilitación

El Patio de Cristales vuelve a brillar

El traslado de los funcionarios de la Hacienda local podría realizarse durante el puente tras la revisión de toda la estructura

El Patio de Cristales vuelve a brillar

El Patio de Cristales vuelve a brillar

El Ayuntamiento de Valencia ha dado por terminadas las obras de rehabilitación del Patio de Cristales y sus alrededores, que está situado en el ala de la casa consistorial que da a las calles de la Sangre y Arzobispo Mayoral. Con estas obras se completa la rehabilitación integral del edificio, que comenzó en el año 1995 y se ha ido ejecutando de forma progresiva a lo largo de estos cerca de 20 años, explicó el concejal Vicente Igual. Se espera que en las próximas semanas, probablemente coincidiendo con el Puente de la Constitución, se produzca el traslado de los funcionarios.

Las primeras obras de rehabilitación del Patio de Cristales comenzaron en el año 2010 con un presupuesto de 846.634 euros, pero durante los trabajos se observaron problemas en la estructura del edificio que obligaron a hacer un nuevo proyecto para recuperar el patio y su entorno desde los cimientos.

Ese nuevo proyecto se cargó al Plan Confianza de la Generalitat Valenciana con un presupuesto inicial de 5 millones de euros, pero la adjudicación, que se realizó a finales de 2012 se cerró en 3,3 millones gracias a una oferta de Sacyr con una rebaja del 30% sobre el precio de licitación.

Desde entonces, toda la parte de la casa consistorial que da a la calle La Sangre y a Arzobispo Mayoral ha estado en obras, con los funcionarios realojados entre el resto del edificio y en unos pisos de esta segunda calle.

Pero esos trabajos parece que han llegado a su fin. Según explicó el concejal Vicente Igual, las obras se han centrado básicamente en revisar toda la estructura del edificio desde los cimientos, así como colocar el lucernario del Patio de Cristales y acondicionar el entorno para la vuelta de los funcionarios de la Concejalía de Hacienda, preferentemente.

Con esta obra se concluye, además, la rehabilitación integral del edificio, que empezó en el año 1995 con la reforma de la fachada y se completa ahora. «Únicamente un trozo pegado a la calle Arzobispo Mayoral se ha consolidado, el resto está rehabilitado íntegramente», aseguró el concejal.

Ahora, la previsión es hacer la mudanza durante el Puente de la Constitución, pero todo dependerá de la situación de la obra y su recepción por parte del Ayuntamiento de Valencia.

Problemas con el precio final

La empresa, de hecho, podría mantener ahora un litigio con la Conselleria de Infraestructuras por el cierre económico del contrato. Al parecer, Sacyr reclama medio millón de euros más por la aparición de trabajos nuevos a lo largo de la obra y por la demora que ello ha supuesto. Esta empresa ya paralizó los trabajos por los impagos de la Generalitat y los reanudó de forma inmediata después de la mediación de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Compartir el artículo

stats