Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El fiscal pide prisión para un hombre y su hijo por tirar a un perro adoptado a la vía del tren

Los dos retiraron varios canes en la protectora Modepran y alegaban que los perdían - La Fiscalía pide al juez que les prohíba tener más animales

El fiscal pide prisión para un hombre y su hijo por tirar a un perro adoptado a la vía del tren

El fiscal pide prisión para un hombre y su hijo por tirar a un perro adoptado a la vía del tren

La Fiscalía pide penas de prisión para un padre y su hijo por lanzar a un perro que habían adoptado a la vía el tren cuando pasaba el convoy. Los dos adoptaron varios perros en la protectora Modepran con la excusa de que los perdían. El fiscal del caso pide al juez que imponga a los dos acusados la prohibición de volver a tener más animales. Su detención fue posible gracias al chip de identificación que llevaba el perro que fue arrollado por el tranvía. El animal era un cachorro de seis meses de la raza Pinscher y se llamaba Chispi.

Los hechos presuntamente ocurrieron sobre las 8.10 horas del 17 de octubre de 2012 junto a las vías férreas del tranvía en la avenida Hermanos Machado cerca del centro comercial Arena. Los dos acusados llevaban a Chispi y a otro perro de mayor tamaño. En un momento dado, el hijo supuestamente cogió al perro y lo lanzó a las vías cuando estaba a punto de pasar el tranvía. El animal fue arrollado y murió poco después. Varios testigos recriminaron a los dos acusados lo que habían hecho.

Según informó la protectora Modepran cuando ocurrieron los hechos, diez días antes fue una persona al centro de recogida de animales de Benimàmet portando un perro mestizo de 30 kilos de peso que había sido rescatado de las manos de dos personas que le estaban dando una paliza. Por el chip pudieron identificar al propietario y le pidieron que pasara a recogerlo, pero no lo hizo.

El 17 de octubre, llegó a la perrera el cadáver de Chispi. El animal tenía la cabeza completamente deshecha y su chip condujo de nuevo a la persona que se había desentendido del otro perro. Los responsables de la protectora contactaron con el acusado y le invitaron de nuevo a recoger el primer perro y a hacerse cargo del cadáver o de los gastos de incineración de Chispi. Los dos requerimientos resultaron infructuosos.

Ante esta situación, los abogados de la entidad prepararon una denuncia y en ese momento recibieron una llamada de la comisaría de Exposición comunicándoles que un joven había acudido a denunciar a un hombre por lanzar a un perro a la vía del tranvía. El chico circulaba por la avenida Hermanos Machados e increpó a los dos acusados por su acción.

Ciudad de la Justicia

La Fiscalía pide que el hijo sea condenado a dos meses y quince días de prisión y que el padre sea condenado a un mes y quince días de cárcel. El juicio se va a celebrar en los próximos días en un juzgado de lo Penal de la Ciudad de la Justicia de Valencia.

Hace diez días fue juzgado otro hombre por maltratar a su perro. El fiscal pidió al acabar el juicio que el acusado sea condenado a nueve meses de prisión por maltratar al animal. El procesado reconoció durante la fase de instrucción que cogió «con rabia» al animal porque se había comido su cena, aunque en el juicio matizó su declaración e insistió en que el can cayó mal. La mujer del acusado aseguró al día siguiente al veterinario que lo había atropellado un coche. La sentencia todavía no ha salido.

Compartir el artículo

stats