Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Joan Calabuig

"El señor Grau tendrá que responder de al menos cuatro delitos"

Prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias serán los delitos de los que tendrá que responder Alfonso Grau en el caso Nóos

"El señor Grau tendrá que responder de al menos  cuatro delitos"

"El señor Grau tendrá que responder de al menos cuatro delitos"

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig, anunció ayer que su grupo acusará al vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, de los delitos de prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración y tráfico de influencias por su gestión en las Valencia Summit. No cree que los testimonios de los patronos de Turismo Valencia hagan cambiar la situación procesal del vicealcalde, al que pide que deje el cargo inmediatamente. Y eso sin olvidar, dice, que la alcaldesa es la máxima responsable política.

¿Qué espera de las declaraciones de hoy?

Los patronos que comparecen hoy tienen la obligación de decir la verdad y no creo que haya diferencias sustanciales de lo que dijeron en su día. Si dijeran otra cosa significaría que antes o ahora no han dicho la verdad. Además, cuando hicieron su primera declaración fueron muy atacados por el señor Grau, por tanto es muy difícil que vayan a cambiar sustancialmente. Yo creo que esto es más una cuestión de garantías procesales que de posibles cambios de declaración.

El siguiente paso es presentar los escritos de acusación ¿Por dónde irá el del grupo socialista?

Nosotros nos vamos a concentrar en la identificación de cuatro delitos, que son prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude a la Administración y tráfico de influencias. También es probable que esté en esta acusación Manos Limpias, aunque eso es una decisión de ellos.

¿Estamos cerca de ver al señor Grau en el banquillo?

El señor Grau lleva días dándole vueltas a esto, pero no hay la menor duda de que está imputado, especialmente después del auto de la Audiencia de Palma y tal como recoge luego el propio juez. Por tanto, se va a abrir juicio oral y ahí se depurarán las responsabilidades penales a las que hubiera lugar.

Alfonso Grau es el número 2 del equipo de Gobierno. ¿Qué alcance político tiene esto?

Es obvio que de ahí se derivaría una responsabilidad política de Rita Barberá, puesto que es su vicealcalde y a quien ha otorgado una responsabilidad y una capacidad de actuación en este tema y en otros. También tiene un papel importante en el caso de la Feria e incluso está citado por muchas personas en Emarsa. Por tanto, es evidente que Grau es una persona central en el conjunto de decisiones que se toman en esta casa y por tanto la responsabilidad política es de quien le ha nombrado, que es la señora Barberá.

La Audiencia de Palma les ha venido a decir que Rita Barberá y Francisco Camps se han ido de rositas. ¿Han pecado ustedes de prudentes o de ingenuos?

Nosotros hemos actuado con responsabilidad pero también con rigor. Fuimos nosotros los que pedimos la implicación de la señora Barberá y del señor Camps y el TSJ decidió que ese proceso no debería ir adelante en un auto irrecurrible, con lo cual no teníamos instrumentos salvo que se hubiera reabierto la causa. Aún así, está claro que Rita Barberá es la responsable política de todos estos casos, en primer lugar porque ella misma ha estado diciendo durante años que era la que decidía en la Feria y que ella controlaba las actividades del señor Urdangarin en Valencia. De hecho, aparecía en las fotos presentándose como la persona que estaba en medio de todas estas decisiones. Siendo muy benévolos, sería responsable por omisión del deber de controlar esas instituciones y, desde luego, más allá de eso está demostrado que tenía una implicación clara en las decisiones, como dice la Audiencia de Palma.

¿Se está juzgando una manera de gobernar?

Si uno observa las entidades que hay en el entorno del ayuntamiento, en las que tiene una influencia decisiva, encontramos muchos problemas, irregularidades y presuntos delitos. Estamos ante una forma de gobernar que afecta en conjunto al PP. Ha habido unos años en que se ha gobernando pensando que las instituciones eran su cortijo y se han tomado decisiones que han buscado más la proyección del partido o de determinadas personas que el bienestar de los ciudadanos.

¿Echa en falta dimisiones?

Evidentemente. En estos momentos la situación del señor Grau es insostenible. Yo creo seriamente que debería presentar su dimisión, porque no tiene sentido que en la situación actual se mantenga en el cargo. Hay un proceso penal abierto, hay una imputación y habrá un juicio. Su situación es irreversible.

¿Es el PP y el equipo de Gobierno de Valencia corrupto?

Eso lo determinarán los jueces, pero parece que al amparo del PP de Valencia, por acción o por omisión, hay una responsabilidad política en numerosos casos de corrupción relativos a entidades que hay en el entorno del Gobierno municipal y sobre los que el Gobierno municipal tiene capacidad de decisión.

Compartir el artículo

stats