07 de diciembre de 2014
07.12.2014
Belenes benéficos

Fray Conrado empequeñece sus belenes para vender más

«La idea surgió de una chica se iba a casar y me pidió que realizara 60 belenes para su boda»

06.12.2014 | 21:02
Fray Conrado empequeñece sus belenes para vender más

La exposición de belenes benéficos realizados a mano por el fraile Conrado Estruch, de 88 años, se inauguró ayer en la parroquia de San José en Valencia, donde todos los belenes fueron bendecidos por el arzobispo de la diócesis, Antonio Cañizares.

Para esta ocasión, fray Conrado ha decidido reducir el tamaño de las escenas para así aumentar las ventas y, con ellas, la recaudación destinada a la ayuda de los más desfavorecidos. A pesar de esto, también se puede encontrar un gran número de belenes de un mayor tamaño.

Esta exposición está abierta al público «hasta que se agoten los belenes» en el horario de 10 a 13 y de 17 a 20 y se encuentra situada en la calle Cirilo Amorós, número 67.

Fray Conrado declaró a Levante-EMV que «la idea de los belenes benéficos» surgió «cuando una chica se iba a casar» y le pidió que «le hiciera 60 escenas para su boda». A partir de ese momento comenzó a elaborarlos para ayudar a los más necesitados.

Para esta vigésima edición, el fraile ha realizado más de un millar de escenas del nacimiento de Jesús, todas ellas elaboradas a mano con materiales desechados que el fraile encuentra «por cualquier parte» como maderas, cartones, piedras, conchas, juguetes o piñas.

Entre los nacimientos más curiosos se pueden destacar los realizados en el interior de una cafetera, encima de una máquina de escribir o de un piano de juguete, así como en el interior de los huevos de gallina, de una cesta de mimbre o de una concha.

Todos los nacimientos se pueden adquirir por los asistentes a la exposición mediante la realización de un donativo voluntario, el cual suele rondar los diez euros para las escenas más pequeñas, y entre los 60 y 100 euros para los de mayor tamaño, aunque también hay quienes realizan donativos de manera voluntaria sin llevarse ningún belén.

En esta edición, las escenas que más éxito están teniendo son las elaboradas en el interior de las conchas o encima de las piñas, según declararon los organizadores a este periódico.

La cantidad íntegra de todos los donativos recibidos será destinada a ayudar a las familias más necesitadas tanto en España como en otros países del mundo como Honduras, Guinea Ecuatorial o Colombia, entre muchos otros.

Los promotores de esta edición afirmaron que en ediciones anteriores «se han recaudado entre 11.000 y 18.000 euros» pero tienen en cuenta que «con la crisis se va a recaudar menos este año». Además, también indicaron que «al coincidir la inauguración con el puente de la Constitución» esperan «un menor número de visitantes». Aún así, afirmaron que la acogida es muy buena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas