Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre acequias

Tiempo de tomates y pimientos

En marzo se deben transplantar del semillero a cultivo semiprotegido las hortalizas de verano, desde el calabacín y la berenjena hasta el tomate y el pimiento

Tiempo de tomates y pimientos

Tiempo de tomates y pimientos

El mes de marzo es el momento de transplantar del semillero al terreno (semiprotegido) las hortalizas y frutas que se cosecharán en primavera y verano como el calabacín, el pepino, melón, sandía, berenjena, pimiento y tomate. Elegir la variedad de tomate apta para el terreno es la clave del éxito de la plantación. Existen gran número de variedades raf, marmande, marsol, andra, novy, royesta, rambo, robín, lidia...) para elegir. Los tomates híbridos son productivos y resistentes a las enfermedades, aunque son muy exigentes en cuanto a riego, abonado y temperatura, asegura un manual del Consell Agrari Municipal de Valencia. Encontrar tomates que sepan a tomates en el supermercado es casi misión imposible, por eso en poblaciones como el Perellonet los agricultores llevan varios años apostando por la calidad y por la recuperación de la variedad autóctona, de piel fina, con pocas semillas y sabor dulce.

El tomate es una planta cuyas raíces profundizan mucho en el suelo, por eso 45 días antes de la plantación se debe desinfectar el suelo. Antes de transplantar se deberá labrar el suelo para dejarlo mullido y se incorporará un insecticida para prevenir los ataques del gusano del alambre.

En la segunda quincena de marzo se debe plantar en túnel de plástico el tomate en doble fila para favorecer más tarde el montaje de las cañas de la «barraca». La distancia entre plantas será de 40-50 centímetros y entre filas de 80-90 centímetros.

El tomate es una planta sensible tanto a la escasez como al exceso de agua. Después de la plantación se darán dos riegos casi seguidos y luego se dejará el terreno sin regar un tiempo. Cuando empiezan a cuajar los frutos se deben intensificar los riegos.

Si existe mucha cantidad de fruto, es conveniente aclararlos y dejar los más globosos.

Por lo que respecta a los cultivos de secano, en luna menguante se deberán podar la viña y el olivo.

En el jardín, se debe prestar atención a la oruga del geranio, con un tratamiento preventivo con un insecticida. Además, es tiempo de reproducir por esquejes de brote nuevo el crisantemo, la hortensia y la fucsia. También se pueden sembrar los bulbos de jacinto, azucena, y camelia, resembrar el césped y cortar el seto.

Compartir el artículo

stats