La Audiencia Nacional ha admitido el recurso contencioso-administrativo presentado por Compromís contra la delimitación de Espacios y Usos Portuarios del Puerto de Valencia, que cambia la calificación de una zona verde de 15.314 metros cuadrados, integrada en el barrio del Canyamelar.

Según recordó ayer el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, el Plan Especial de la Marina Real Juan Carlos I incluye la cesión de esta parcela al Puerto para edificar hasta cinco alturas, y cambia su uso a «terciario-recreativo, más oficinas y comercial». «Si la alcaldesa no defiende los intereses de los ciudadanos lo haremos nosotros desde el gobierno», advirtió Ribó, quien compareció ayer en rueda de prensa junto con el portavoz de Compromís en Les Corts, Enric Morera, y el arquitecto Sandro Pons.

Compromís defiende en el recurso, presentado contra la orden del Ministerio de Fomento de 28 de octubre que delimita los usos del puerto, que la parcela afectada se mantenga como zona verde, y defiende su integración en la malla urbana de la ciudad, sin relación especial con el puerto de Valencia. El recurso advierte asimismo de que además se está previendo la ocupación de suelos contiguos al vecino barrio de Nazaret, «favoreciendo la degradación del barrio e impidiendo su desarrollo con las condiciones de calidad ambiental» y las dotaciones públicas mínimas «imprescindibles y exigibles» de acuerdo con la legislación urbanística valenciana.

Alfonso Novo reaccionó ayer inmediatamente, recordando que en la contestación a estas alegaciones «ya se indicó a Compromís que esta manzana era suelo portuario cuya ordenación debía incluirse en el Plan Especial con las previsiones de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios del Puerto». Este preveía en la manzana «usos de carácter complementario-comercial», en consonancia con lo previsto en el texto refundido de la ley de Puertos.