Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barrios

El misterioso 'pollo' de la Xerea

Ni Manuel Sanchis Guarner ni Constantí Llombart se atrevieron a asegurar el origen del nombre de esta calle

El misterioso 'pollo' de la Xerea

El misterioso 'pollo' de la Xerea

­Enclavada en el barrio de la Xerea, entre la calle de la Paz y la plaza de San Vicente Mártir, se encuentra una pequeña calle llamada del Pollastre. Los orígenes del nombre de esta vía, poco más que un callejón que une Comedias con Muñoz Degrain, no están del todo claros. Ahora, como hace 157 años, se alzan voces que piden que se cambie el nombre de la vía.

Los orígenes de la calle del Pollo, o del Pollastre, se remontan a la ciudad musulmana, antes incluso de la llegada de Jaume I en 1238. Pertenece a la parte más antigua de la ciudad. Se encontraba en la antigua judería, conocida entonces como «call». Precisamente de este nombre, que ya referencia Manuel Sanchis Guarner en «La ciudad de Valencia» y que es la adaptación etimológica de la palabra hebrea «qahal» „«convocar»„, podría provenir el topónimo actual. Aunque parece adentrarse más en el terreno de la leyenda urbana que en el de la realidad, no faltan voces que aseguran que de la perversión de aquel «call» apareció «Gall». Aseguran estas mismas fuentes que el nombre podría provenir de la circunstancia de que alrededor de la calle hubo durante la Edad Media no pocos corrales de este tipo de aves. Sea como fuere, esta vía más tarde pasó a llamarse «Pollo» y aún más tarde, al volver al valenciano, «Pollastre».

Esta es la tesis que mantienen Rafael Gil y Carmen Palacios en la obra «Las calles de Valencia y pedanías. El significado de sus nombres». Explican en este volumen editado por el Ayuntamiento de Valencia en 2003 que esta calle proviene del antiguo entramado urbano «a pesar de las transformaciones urbanísticas acaecidas en la ciudad para la apertura de nuevas y amplias calles como la de la Paz». La calle del Pollastre conserva su antiguo topónimo «cuya única modificación que ha experimentado ha sido su traducción del lemosín al castellano, convirtiéndose de Pollastre en Pollo, sin que se pueda determinar el origen de tan extravagante denominación», según Constantí Llombart, que en 1887 escribió «Valencia antigua y moderna: guía de forasteros», y que ya entonces no se atrevía a decir de dónde proviene el nombre de la calle.

Proposición de cambio

En 1859 Valencia estaba inmersa en un debate sobre cómo crecer más allá de las antiguas murallas. El alcalde Josep Peris i Valero completó en 1856 el empedrado de las calles que había iniciado el moderado Campo. Apenas seis años antes de que Cirilo Amorós consiguiera derribar las murallas para dar trabajo a los parados provenientes de la crisis de la industria sedera y de que se diera el pistoletazo de salida para la creación de l'Eixample, se propuso cambiar el nombre de varias calles de Valencia.

Una de ellas era, precisamente, la del Pollastre. El 30 de noviembre de 1859 la comisión creada para la rectificación de algunos nombres de calles y plazas de la ciudad propuso cambiar el nombre por el de Mossén Jordi „que actualmente tiene una calle en Nou Moles„. Se trataba de un poeta popular y conocido en la época. Sin embargo, el cambio finalmente no se produjo, y la calle del Pollastre ha llegado hasta 2016 sin que su origen esté claro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats