Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreteras

Paterna reclama a Fomento un puente de salida desde Fuente del Jarro a la V-30

Con esta conexión elevada el tráfico de coches y camiones también tendría acceso directo a la carretera N-220

Paterna reclama a Fomento un puente  de salida desde Fuente del Jarro a la V-30

Paterna reclama a Fomento un puente de salida desde Fuente del Jarro a la V-30

El polígono industrial Fuente del Jarro de Paterna, con un bagaje de décadas de alta actividad y crecimiento, está compuesto actualmente por dos fases. Su capacidad productiva, en cambio, no se encuentra ligada a unas buenas comunicaciones con las dos vías rápidas que lo rodean: la V-30 y la A-7. Desde hace años tanto el ayuntamiento como los empresarios han reclamado al Ministerio de Fomento salidas y entradas adecuadas para la demanda de tráfico que presenta la zona pero la realidad es que el área industrial se encuentra «encajonada» por ambas autovías.

El anteproyecto de ampliación de la V-30 diseñado por Fomento presentado hace semanas tampoco recoge demandas históricas del consistorio y los industriales. Es más, según el documento de alegaciones presentado por el equipo técnico municipal, el plan del ministerio omite la mejora de la accesibilidad de la segunda fase del polígono, conectando con la glorieta de distribución situada sobre la CV-371 (carretera de Manises a Paterna), a través del camino asfaltado paralelo a la V-30. Esta propuesta sí ha sido aceptada por la Demarcación de Carreteras, dentro del proyecto de remodelación de la N-220 de acceso al aeropuerto de Manises.

De tal forma que en las alegaciones, Paterna reclama que la ampliación de la V-30, que discurre por seis kilómetros de su término, contemple la construcción de un puente sobre la circunvalación que permita la salida del polígono Fuente del Jarro desde la calle Villa de Bilbao en dirección Alicante y el Puerto de Valencia. Con esta conexión elevada el tráfico de coches y camiones también tendría acceso directo a la carretera N-220.

Los argumentos del ayuntamiento que dirige Juan Antonio Sagredo se centran en que la conexión elevada a la V-30 aliviaría el colapso de tráfico que se produce en el túnel de la calle Villa de Bilbao, el único enlace entre las dos fases del polígono. Además, este paso subterráneo queda intransitable con lluvias intensas. A su vez, la congestión del túnel también satura la entrada y salida a la fase 1 a través de la CV-365 desde la circunvalación que proyecta ampliar Fomento.

En este sentido, y con el objetivo de mejorar las comunicaciones de Fuente del Jarro, como ya publicó este diario, las alegaciones plantean al ministerio una conexión ferroviaria desde la zona industrial hasta el puerto de Valencia. La vía iría paralela a la V-30 desde el área portuaria hasta el polígono aprovechando los kilómetros de traviesas ya existentes hasta la altura de Vara de Quart.

Este eje ferroviario dispondría de una playa de vías en el interior de Fuente del Jarro, concretamente en la separación entre ambas fases, con una plataforma multimodal para distribuir mercancías en el resto de polígonos de la zona. Además, la vía podría conectarse con el futuro Corredor Mediterráneo para la entrada y salida hacia otros puntos de España y Europa.

Lo que sí refleja el anteproyecto de ampliación son mejoras en la accesibilidad al polígono El Molí, con la modificación de la parte final del tramo de la vía de servicio, conectando con la carretera perimetral de la zona industrial. El problema, según las alegaciones presentadas, es que no se amplía el ancho actual, que resulta «insuficiente para vehículos de gran tamaño».

Compartir el artículo

stats