El concejal del Grupo Popular Félix Crespo volvió a mostrar ayer su preocupación por la manera en que se está denunciando a los usuarios de vehículos a motor, ya no sólo por el aumento exponencial de las denuncias sino también por la forma de hacerlo. Crespo recordaba que los controles de vehículos por exceso de velocidad se han incrementado más de un 300% en el año 2016 respecto al 2015. «El objetivo de esta persecución, además del afán recaudatorio que conlleva, responde a un ataque frontal al vehículo privado que quiera o no quiera el señor Ribó es imprescindible para la movilidad y la economía de la gran mayoría de los valencianos», señalaba Félix Crespo.

Insistía en «la persecución con afán recaudatorio» que está llevando a cabo el alcalde Joan Ribó contra los conductores valencianos. Según los datos ofrecidos por la Policía Local en la Comisión de Protección Ciudadana, los vehículos controlados por exceso de velocidad en 2016 fueron 729.613 frente a los 236.842 de 2015. Un incremento de los controles, ha advertido, que «ha provocado que las denuncias aumenten de 7.042 en el año 2015 a 15.146 en el 2016». Esta persecución a los conductores, declaraba el edil popular, «no tiene precedentes y la manera en que están siendo denunciados tampoco. Hemos recibido numerosas quejas de conductores que no saben que han sido denunciados porque no se les para en el control de radar y se enteran semanas después cuando les llega la notificación al domicilio». «Todo esto choca frontalmente con las denuncias a ciclistas que fueron 606 en 2016 frente a las 1.181 del año 2015», lo que supone, según Crespo «un descenso del 100% y la constancia de que Ribó es muy tolerante con los ciclistas mientras que a los conductores les persigue a golpe de multas». «Las cifras hablan por sí solas y no son discutibles, y dejan claro que las obsesiones de Ribó nos están saliendo muy caras para el bolsillo de los valencianos» y ha añadido para concluir que «la movilidad de la ciudad no puede estar condicionada por el sectarismo ideológico del tripartito, que demoniza y persigue al vehículo particular».

Crespo denunciaba también el apagado de la página web de la Policía Local desde hace mes y medio. «En esta página se informaba a parte de la historia, estructura del Cuerpo, direcciones de las Unidades de Distrito y actividad de la Policía Local, de las campañas que a lo largo del año realiza la Policía y de consejos sobre seguridad ciudadana.