La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta, instó el lunes a la concejal de Limpieza, Pilar Soriano, a que solicite a su vez a la Generalitat que ceda a la ciudad el circuito de Fórmula 1, cerrado y sin uso desde hace años, que los vecinos utilizan para acceder al cementerio del Grao a fin de que el ayuntamiento pueda asumir su mantenimiento y limpieza. Los vecinos del Grao pusieron de relieve este problema en la reunión que mantuvieron el lunes con la concejala Pilar Soriano, dentro de las rondas que está realizando para informar a los vecinos de las medidas de mejora del servicio que pondrá en marcha este año el consistorio. El lunes, Soriano se reunió con representantes vecinales de los poblados marítimos y Quatre Carreres, correspondiente a la zona 3 de limpieza de la ciudad. Al encuentro acudieron 12 de las 13 entidades convocadas.

En la reunión el portavoz de la asociación de vecinos Grao Port, Jesús Vicente, denunció la acumulación de residuos de todo tipo en la parte trasera de las Naves de la calle Juan Verdeguer, en el camino que comunica con el cementerio del Grao.

Al respecto, Soriano informó que el Ayuntamiento no puede limpiar de forma periódica porque no está en suelo público, sino en terrenos de propiedad privada. Con todo, explicó, se realizan limpiezas puntuales por motivos de salud pública, cuyo coste se repercute posteriormente a la propiedad de los terrenos.

La calle original de acceso al cementerio (Poeta San Martín Aguirre) fue ocupada en su día por el circuito de Fórmula 1. Entonces se habilitó el actual camino que discurre por suelo privado para acceder al cementerio. Al no ser una calle pública, el ayuntamiento no asume la limpieza y allí se amontonan desde escombros hasta bidones de sustancias peligrosas. Los residuos se han retirado, pero es un auténtico foco de insalubridad, un vertedero ilegal", comentó el portavoz vecinal de Grao Port, que reclaman al ayuntamiento y a la Generalitat una solución definitiva.

Al respecto, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta instó a Soriano a que pidiera a la Generalitat la liberación de la calle de forma que pudiera tener el mismo tratamiento a nivel de limpieza que el resto . Broseta se comprometió a remitir una carta a la conselleria competente para pedir una solución en la misma línea.

En cuanto al resto de la reunión, todas las asociaciones coincidieron en reconocer la mejora en la limpieza y barrido de las calles. Destacaron una vez más los problemas derivados de los excrementos caninos y de la ausencia de poda. En el caso de Beteró comentaron que las ratas se meten en las casas por las ramas de los árboles.

Por su parte, la asociación de vecinos del Cabanyal destacó la importante mejoría en la limpieza pero advirtieron de las plagas de tórtolas y palomas que se alimentan de los residuos que los vecinos dejan fuera de los contenedores.

Broseta agradeció a la concejala Pilar Soriano la información facilitada a todas las asociaciones así como la atención mostrada y las explicaciones dadas ante todos los problemas comentados.

La entidad destacó que alrededor de un 80% de las asociaciones convocadas (casi un centenar entre federadas y no federadas) han asistido a estas reuniones.

Prácticamente todas las asociaciones, salvo casos puntuales, han notado una mejora importante en lo que va de año en cuanto a limpieza y baldeo de calles y contenedores. Para los vecinos las asignaturas pendientes son la limpieza y mantenimiento de solares y de algunos parques de la ciudad, la problemática de los excrementos caninos y sobre todo el déficit en la poda de arbolado, que conlleva problemas de ratas.