31 de marzo de 2017
31.03.2017
Tráfico

Los locales de ocio de València ven una "locura" prohibir aparcar de noche en el carril bus

Los locales de ocio consideran que la medida repercutirá en la economía y el empleo de la ciudad

31.03.2017 | 17:53
Coches aparcados en el carril bus de noche.

La Federación de Ocio y Turismo de la Comunidad Valenciana (Fotur) ha expresado hoy su rechazo a la supresión de plazas de aparcamiento nocturno de algunos tramos del carril bus en València anunciada por el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi.

Según un comunicado de la asociación empresarial, la decisión de la concejalía de Movilidad afectará al sector de ocio y hostelería, ya que entre sus consecuencias prevén "una disminución sustancial de movimiento en la ciudad".

Fotur ha calificado la decisión del consistorio como "una locura" y ha añadido que "la economía y el empleo de la ciudad lo van a notar", fundamentalmente en la hostelería y ocio nocturno.

Desde la asociación ven "lógico" que se adapten los horarios de aparcamiento a la finalización del horario de las líneas diurnas o que no se pueda aparcar en las paradas de los autobuses nocturnos.

Sin embargo, han declarado que suprimir directamente tantos tramos de aparcamiento "es una decisión muy drástica" y consideran que "podrían adoptarse muchas otras soluciones que beneficien a todas las partes afectadas".

Desde la Federación de Ocio prevén que, si se mantiene esta medida, "muchos ciudadanos dejarán de salir por la noche en València, pues si ya es difícil aparcar, más lo será sin estos aparcamientos nocturnos".


Los vecinos piden mas autobuses nocturnos


La presidenta de la Federación de Vecinos de València, María José Broseta, considera que la decisión se ha tomado "de forma unilateral" por parte del concejal de Movilidad y sin participación: "Había mesas de movilidad abiertas sobre el tema en las que no se había llegado aún a una conclusión final y sin embargo la medida se comunicó de forma precipitada y por sorpresa en la tarde noche de este jueves, eso no es participación".

Broseta ha insistido en que la ciudad "necesita al menos los fines de semana servicio nocturno ininterrumpido para que el bus sea una auténtica alternativa al coche que justifique la prohibición de aparcar", ya que ahora las líneas nocturnas finalizan a las 3.00 horas.

La postura de la Federación está en la la línea de acotar el horario de aparcamiento al de las líneas regulares de la EMT (de 22.30 a 7.00 horas) salvo en las paradas, que deberían estar siempre despejadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook