22 de julio de 2017
22.07.2017

El presupuesto municipal aumenta en 52 millones «extra» para este ejercicio

La mayor parte del dinero es remanente de tesorería desbloqueado tras la aprobación hace un mes de los Presupuestos Generales del Estado

22.07.2017 | 04:15
El presupuesto municipal aumenta en 52 millones «extra» para este ejercicio

El alcalde de València, Joan Ribó, y el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, anunciaron ayer un incremento del 7,3% del presupuesto municipal de 2017, lo que se traduce en disponer de 57,5 millones de euros más para este ejercicio. Ribó explicó que esta iniciativa es fruto del acuerdo de los tres grupos políticos que conforman el Govern de la Nau tras varias reuniones y concretó de dónde proviene este montante, pues según ironizó el alcalde «no tenemos una máquina de hacer dinero».

El alcalde detalló que de estos 57,5 millones de euros, 42 provienen del remanente de Tesorería que estaban «bloqueados» hasta que los Presupuestos Generales del Estado fueron aprobados a finales de junio. El alcalde destacó que según la ley, este dinero solo puede destinarse a inversiones financieramente sostenibles o a amortizar deuda, «así que no podemos gastarlo para todo lo que quisiéramos».

Al respecto del citado remanente, el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, criticó que «ahora se concreta también sobre el papel lo que venimos denunciado, y es la pérdida de autonomía local, del secuestro hasta el 28 de junio del remanente de Tesorería, porque en enero el Gobierno mediante Decreto Ley podría haberlo liberado,y no ha sido hasta seis meses después, y condicionando a qué ha de ir destinado». Vilar reconoció que en el seno del Govern de la Nau ha habido desencuentros, pero que con este acuerdo a tres bandas es «cuando se ve el buen estado de la salud del Govern de la Nau».

A esos 42 millones se suman 3,2 procedentes de Fondo de Cooperación de la Generalitat Valenciana y la Diputación de València -que es la primera vez que se materializa- y otros 12,3 millones obtenidos del ahorro de intereses de demora, intereses de préstamos y la recuperación de una parte correspondiente al fondo de contingencia para el primer semestre, que no se ha requerido, según Ribó y Vilar.

A ello añadieron que de nuevo el periodo medio de pago a proveedores ha vuelto a bajar, quedando en 2,8. Ambos recordaron que cuando llegaron al ayuntamiento era de 60 días.

Destino de las inversiones
El alcalde fue desgajando las inversiones más relevantes que se harán con este incremento del presupuesto que deberá ser aprobado en el pleno del próximo jueves.

Así, 2,8 millones serán para renovación del alumbrado público con el objetivo de mejorar el ahorro energético, mientras que 2,5 millones serán para convertir la alquería del Moro en un Centro de Interpretación de la Huerta.

La dos primeras Naves de Ribes recibirán 800.000 euros para el impulso de la Universitat Popular e infraestructuras culturales;mientras que 437.000 euros serán para remodelar jardines; 2,2 millones para mejoras urbanísticas y en las escuelas municipales. El ayuntamiento también destinará hasta 1,2 millones en los mercados municipales de Benicalap, Russafa y Castilla, un millón para el colector norte; 360.000 para el barrio del Cabanyal, un millón para renovación de instalaciones deportivas en el Jardín del Turia; así como 3,3 millones para renovación de paradas de autobuses, obras de carril bici, y el parking de plaza de Brujas. El gobierno local también sumará 800.000 euros para modernizar sistemas informáticos de la administración, 370.000 euros para equipamiento y vehículos de la Policía Local; 400.000 euros para los museos Fallero, de la Semana Santa y el Corpus; y otros 160.000 para los refugios de animales que tiene el ayuntamiento.

También se invertirá en Bienestar Social-viviendas sociales, comedores, punto de encuentro familiar-y más de 5 millones de euros en amortizar deuda anticipada. Ribó destacó que este aumento del presupuesto se debe a «la buena gestión y la reducción de intereses y contingencia, y por descontado, debido al hecho de que no tenemos corrupción y el dinero está aquí y no se lo lleva nadie».

Ramón Vilar quiso resaltar también otro «condicionamiento» al gobierno municipal «que no viene del Gobierno de España pero sí del mismo partido»-en referencia al PP, como son dijo las expropiaciones «que el Plan General heredado nos obliga a asumir y que se elevan a 26 millones de euros en esta modificación de crédito», y destacó que mientras en 2014 con el PP el presupuesto de inversiones era de 79 millones, hoy es de 174 millones. «A veces nos hablan de lentitud pero hay que ver la diferencia de volumen de proyectos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook