03 de octubre de 2017
03.10.2017

Premio para las 5 escuelas que ahorren en luz y agua

El Ayuntamiento devolverá el 50% del ahorro energético logrado a final de curso para invertirlo en las necesidades de cada centro escolar

03.10.2017 | 04:15
Premio para las 5 escuelas que ahorren en luz y agua

El Ayuntamiento de València trata de reducir el consumo de agua y electricidad en cinco colegios a través de un cambio de hábitos entre los escolares. El centro que a final de este curso logre el objetivo, tendrá premio. El consistorio le devolverá el 50% del ahorro generado para invertirlo en sus necesidades. Dentro de la apuesta del Govern de la Nau por la creación de una nueva cultura energética, ayer se presentó el «Programa 50/50 de ahorro energético y ahorro de consumo de agua en centros educativos», un proyecto piloto que explicó en el hemiciclo una representación del Ayuntamiento de Rubí – municipio catalán donde esta iniciativa se puso en marcha en el curso 2012-2013–. Alumnos de allí y de aquí compartieron vivencias.

«El otro 50 % tendrá que ir destinado a reinvertir en nuevas acciones que representan más ahorro, que retroalimentan esta tendencia a reducir la factura energética y a evitar que algo tan escaso, caro y limitado se malgaste como consecuencia de unas malas prácticas demasiado arraigadas», explicaba Joan Ribó. Los centros seleccionados son C.P. Luis Vives, C.P. Doctor López Rosat, C.P. Arquitecte Santiago Calatrava, C.P. Sant Isidre i C.P. Cervantes. La idea es concienciar sobre un cambio de cultura, de hábitos y comportamientos que genere un ahorro energético, al mismo tiempo que «fomenta la participación ciudadana y el compromiso con la ciudad desde la más temprana edad y supone un nuevo impulso en la lucha contra el cambio climático».

La iniciativa ha llegado a 500 colegios y otros 50 edificios públicos de los 13 países de la Unión Europea. Ribó estuvo arropado por el concejal de Energías Renovables y Cambio Climático, Roberto Jaramillo, el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, y la concejal de Educación, María Oliver. La factura del consumo energético del Ayuntamiento de València en 2015 (electricidad, agua, gas y gasóleo) ascendió a 21.929.780 euros, de los cuales más del 10 % correspondió al gasto que se realiza en los centros escolares, concretamente 2.225.000 euros. En cuanto al ahorro energético, en los últimos dos años, el Govern de la Nau ha bajado la factura de la luz en un 17 %, lo cual ha supuesto un ahorro de 3´3 millones de euros. La monitorización del consumo energético, la sectorización del sistema de calefacción, el uso más eficiente de la luz y de la calefacción o la creación de líderes energéticos entre el mismo alumnado, son algunas de las medidas a implantar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook