03 de noviembre de 2017
03.11.2017

El ayuntamiento rehabilitará unas alquerías de Campanar para centro de acogida de inmigrantes

La Junta de Gobierno adjudica los edificios a Cooperación para poner en marcha el primer centro propio de estas características

02.11.2017 | 22:08
Imagen del conjunto de alquerías que se destinarán al centro de acogida para inmigrantes.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València aprueba hoy la adscripción a la delegación de Cooperación de cuatro pequeñas alquerías de Campanar que se destinará para la adecuación del futuro Espai d'Acollida Temporal para inmigrantes. Estos inmuebles, de propiedad municipal y situados en el entorno de la Alqueria de Ricós, se encuentran desde años tapiados a la espera de asignarles un uso.

«Será el primer Espai d'Acollida Temporal con el que cuenta el ayuntamiento, ya que hasta ahora no contábamos con ningún recurso propio y trabajábamos a base de convenios para acoger a la población migrante que lo necesitaba», explica la concejala de Cooperación, Neus Fàbregas.

Un equipo de arquitectos municipales inspeccionó las instalaciones para comprobar el estado de los inmuebles. Se trata de una hilera de pequeñas edificaciones rurales de Campanar de dos alturas. Están situadas en el Camí del Cementeri, en los números 4, 6, 8 y 10. Al estar desde hace año tapiadas, su degradación ha ido en aumento, por lo que precisarán de una importe rehabilitación para poder poner en marcha este nuevo recurso municipal.

«La verdad es que todavía no sabemos de cuántas plazas podremos disponer, ya que lo primero que se ha hecho es adscribir este inmueble a la delegación de Cooperación y a partir de ahí tenemos que elaborar un proyecto de rehabilitación y posteriormente su puesta en marcha. Es un primer paso, pero un primer paso importante para que la población migrante que llega a la ciudad cuente con un espacio digno en el que alojarse temporalmente. Hablamos de personas que llegan con problemas de diversa índole, desde los que huyen de conflictos armados o los que llegan en busca de una oportunidad dada su situación de pobreza», señala la concejala de València en Comú.

Fàbregas explica que de momento no han abordado la manera en que se gestionará el servicio. «Nos gustaría que fuera de gestión directa municipal, pero si no tenemos funcionarios formados, tal vez podríamos optar por una gestión indirecta hasta contar con personal municipal capacitado», sostiene la edil de Cooperación.

El Ayuntamiento de València contaba con un convenio con el albergue de La Paz, aunque la delegación de Cooperación, entonces dirigida por Berto Jaramillo, decidió no mantener el acuerdo, ya que las instalaciones no estaban en las mejores condiciones. En 2o16 se optó por ofrecer a la población migrante el recurso del Casal de l'Esplai, un inmueble propiedad del ayuntamiento en el término de Rocafort. Este año se mantiene este lugar como centro de referencia para la población extranjera que lo precisa. Además se ha puesto en marcha un convenio con la Fundación RAIS para la cesión de tres pisos municipales en el que se tutelará la estancia de las personas que lo precisen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook