02 de marzo de 2018
02.03.2018
ÚLTIMA HORA
El Alavés golea al Rayo Vallecano (1-5)   /  Jorge Lorenzo, 'pole' en el Gran Premio de Aragón
Opinión

El Cabanyal, un debate desorientado

02.03.2018 | 09:50
El Cabanyal, un debate desorientado

Desde que el fin de semana pasado, algunos representantes de los vecinos del Cabanyal publicaron una propuesta de Urbanización en el entorno de Dr. Lluch, se ha producido un debate lamentablemente equivocado al basarse en una propuesta que adopta como única opción una errónea interpretación de las determinaciones que se señalan en el Borrador de Plan que se está tramitando. Veámoslo.

1. La propuesta publicada es una posible alternativa que pudiera deducirse de los parámetros iniciales contenidos en el citado Borrador pero que, sin duda, es la peor opción posible al plantear la ocupación total del Parque y del Campo de Fútbol existentes por edificación residencial, suprimiéndose, en consecuencia, dichos espacios públicos.

2. Sin embargo, en la opción que quienes suscriben están elaborando se respetan totalmente las masas arbóreas y el Campo de Fútbol existentes, disponiendo unas limitadas edificaciones lineales que, manteniendo el arbolado, ofrece las siguientes ventajas:

a) Posibilita unos accesos seguros a la playa por calles habitadas, evitando los riesgos de atravesar espacios deshabitados en horarios intempestivos.

b) Genera un nuevo tejido urbano que viene a completar el vacío existente, hoy utilizado marginalmente ("aparcadero de coches", "tierras de nadie"?).

c) Posibilita la creación de un 60% de Vivienda Protegida a integrar en un Parque Público de Vivienda en Alquiler Social que venga a atemperar el alza de precios que está sufriendo el barrio, a paliar la amenazante gentrificación y a ofrecer una vivienda digna a los habitantes del Cabanyal de menos ingresos.

d) Permite que se aplique un 20% de las plusvalías que se generan, como transferencias económicas en ayudas y subvenciones públicas a la rehabilitación de las viviendas del barrio y a su regeneración urbana.

3. Conviene conocer que, el Plan General del 88 prevé una Zona Verde general aproximada de 28.000 m2s, y que después de 31 años sólo se han ejecutado 17.000 m2s (la zona arbolada), mientras que en la propuesta que están trabajando los autores de este artículo, los Jardines urbanos que se obtienen (garantizándose su ejecución al vincularlos a la promoción de las viviendas) ascienden a 25.000 m2s aprox., disponiéndose el resto en otras zonas del barrio.

4. Una tercera opción, también posible, sería destinar los 28.000 m2s generales a Zona Verde sin disponer edificación alguna, y, en consecuencia, perdiéndose las relevantes ventajas sociales señaladas en el punto anterior.

En fin, este es el escenario real del debate. Por supuesto que quienes suscriben, como cualquier otra persona razonable, rechazan frontalmente la lamentable opción publicada y manifiestan que la propuesta que están redactando se someterá responsablemente a un proceso de debate público, con total transparencia y contraste social para su consideración previa y reajuste, en su caso, antes de su aprobación definitiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook