07 de marzo de 2018
07.03.2018
Remodelación

La plaza bioclimática de Quintana y Peñín gana el concurso de Brujas

El entorno monumental del Mercat y los Santos Juanes, en su mayoría peatonal, tendrá pavimentos drenantes, pérgolas y más de 80 árboles

07.03.2018 | 09:19
La plaza bioclimática de Quintana y Peñín gana el concurso de Brujas

La plaza bioclimática, con pavimentos drenantes, pérgolas y más de 80 árboles de nueva plantación, presentada por el equipo de arquitectas valencianas liderado por Elisabet Quintana y Blanca Peñín, ha ganado el concurso de ideas convocado por la Conselleria de Vivienda para la reordenación de este monumental y caótico espacio, que concentra bienes patrimoniales de primer nivel como la Lonja, el Mercado Central y los Santos Juanes.

La consellera, María José Salvador, dio a conocer ayer el nombre de la propuesta ganadora (Confluencias), cuya ejecución, con un presupuesto estimado de 6,5 millones de euros, asumirá el Ayuntamiento de València. En ausencia de representantes del Govern de la Nau, Salvador explicó que el proceso de licitación comenzará después del verano una vez la Generalitat entregue el proyecto de ejecución definitivo al consistorio. Salvador confió en ver el inicio de las obras «en el primer trimestre de 2019». La consellera destacó que las dos administraciones colaborarán para «supervisar el proyecto y acortar los plazos».

El equipo de Elisabet Quintana y Blanca Peñín (que comparte despacho con su padre, el veterano arquitecto Alberto Peñín) asumirá la dirección de obra y tiene tres meses de plazo para redactar el proyecto definitivo.

Una de las principales dificultades es la ordenación de los tráficos del Mercado Central, tanto la carga y descarga, que se concentrará en la plaza de Brujas como la entrada al aparcamiento del propio mercado que deberá hacerse ahora desde la avenida del Oeste, por un vial de tráfico restringido, que permitirá igualmente el paso de algunas líneas de la EMT.

El entorno del Mercado Central «será un espacio casi cien por cien peatonal», apuntó Salvador. El jurado ha tenido en cuenta a la hora de elegir la propuesta de Peñín la «acertada» integración de los monumentos en un nuevo paisaje urbano que incluirá pavimentos drenantes y elementos de sombra, como pérgolas y 80 árboles, cuya función será crear túneles de viento, generar confort y minimizar el efecto isla de calor. La accesibilidad y el ahorro de agua también han sido tenidos en cuenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook