08 de marzo de 2018
08.03.2018
Obras

La arboleda de un solar edificable del Parque Central se prepara para el traslado

Los plátanos se trasladarán a la mediana de la estación Joaquín Sorolla el próximo invierno

08.03.2018 | 09:16
La arboleda de un solar edificable del Parque Central se prepara para el traslado

La Sociedad València Parque Central lleva dos semanas preparando los ejemplares de la arboleda de la calle Bailén, frente a la estación del AVE Joaquín Sorolla, para su traslado al parque y a otros jardines de la ciudad. El solar que ocupa esta arboleda, cuya protección han pedido sin éxito vecinos de la zona, está incluido en el ámbito del Parque Central y forma parte de una de las pastillas de suelo edificables.

Fuentes de la Sociedad València Parque Central explicaron que durante estas semanas se han realizado trabajos de poda, limpieza y repicado en siete de los 12 ejemplares de plátanos existentes. Se trata de tareas que permiten preparar el árbol para que produzca nuevas raíces con las que poder crecer de nuevo en su lugar de trasplante. Estos trabajos preparatorios han de realizarse en invierno porque es cuando el árbol está en parada vegetativa.

Entre repicado y trasplante ha de transcurrir al menos un año. Y durante ese tiempo los árboles seguirán un tratamiento de riego y enraizantes, así como con las atenciones necesarias para evitar que cojan plagas y puedan continuar el proceso adecuado de cara a su trasplante dentro de un año.

Según el estudio de los ejemplares arbóreos de la calle Bailén efectuado por la sociedad, hay cinco plátanos muy dañados que han sufrido podas severas y están muy debilitados y cuya recuperación es inviable. Estos árboles presentan grandes podredumbres de los troncos lo que supondría un peligro, por rotura, en zona pública o transitada.

Los trabajos de preparación para el traslado consisten en una poda de los árboles,en la que se intenta respetar al máximo la estructura del árbol, y la preparación del cepellón (repicado) para el desarrollo de las raíces que revitalizarán el árbol en su nuevo emplazamiento una vez se produzca el trasplante. Además se procede a la limpieza y saneado del interior de los troncos y se aplican cicatrizantes para evitar penetraciones y acumulaciones de agua en su interior, proliferación de plagas y enfermedades.

Se espera que los árboles empiecen a brotar durante la primavera y que la brotación se prolongue hasta junio y julio, reactivándose en septiembre.

Las tareas de cuidado, riego y abonado de los árboles se prolongará durante un año de forma que se pueda producir su trasplante el próximo invierno, con toda probabilidad a la mediana que se encuentra entre esta parcela y la estación Joaquín Sorolla, dado que el proyecto de Katrhyn Gustafson para contempla esta especie en el ajardinamiento definitivo de esta mediana.

Traslado de una higuera
Durante los trabajos de preparación del arbolado de Bailén también se han retirado los residuos de plantas muertas y el algarrobo muerto para evitar la proliferación de roedores y el peligro de caída y de incendio. Por otro lado, se ha podido trasladar una higuera a un jardín del barrio de Marxalenes. El trasplante a una zona urbana de la robinia existente en Bailén no se considera viable y ha sido trasladada a vivero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook