05 de mayo de 2018
05.05.2018
Servicios

La afluencia de público obliga a poner baños en la Albufera

La nueva dotación de la Gola del Pujol será accesible y está pensada para ser usada por visitantes, barqueros y trabajadores del punto informativo

04.05.2018 | 21:12
El baño con un exterior de madera que se está colocando en el parque natural.

Los visitantes que acudan a la Gola del Pujol a partir de la próxima semana se encontrarán con una novedad pensada para mejorar su visita y ofrecer las condiciones de higiene propias de cualquier servicio turístico visitable. De este modo, la Concejalía de Devesa-Albufera acaba de instalar un baño público, que abrirá la semana que viene, en el mirador del embarcador del Pujol, localizado al lado del lago de la Albufera y uno de los puntos más visitados de todo el Parque Natural y de València. Se trata de un punto desde el cual se pueden ver los mejores atardeceres del lago, encontrándose, además, muy cerca, dos de los itinerarios de peatones que discurren por el bosque de la Devesa. En este punto, desde hace siete años, se localiza también una caseta informativa con personal cualificado en medio ambiente con el objetivo de informar a los visitantes de las características y valores ambientales de la Devesa y de todo el Parque Natural de la Albufera, así como de las posibles actividades y servicios disponibles.

«Desde el Ayuntamiento hemos tenido en cuenta la gran afluencia de visitantes en toda la zona y la demanda generada por esta circunstancia, por eso hemos decidido instalar provisionalmente en este punto un baño público. Y no sólo por los visitantes, también por los barqueros que se dedican a llevar y explicar la Albufera a través de los paseos en barca y también para el mismo personal de información, que ahora por fin podrá tener un servicio esencial», explicó el concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo.

Concretamente, será un baño portátil con inodoros químicos. Se trata de un módulo de 2,80 metros por 2 metros, de madera laminada de pino rojo, con una cubierta a dos aguas, con un diseño adaptado al entorno y con dos lavabos, uno de ellos accesible y con una rampa de acceso. Esta actuación además, se añade a la instalación de una fuente de agua potable, otra reivindicación histórica de los barqueros del Mirador del Pujol.

La instalación se abrirá desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde, que es el horario que cubren los informadores ambientales. La limpieza convencional y el mantenimiento lo realizará el Ayuntamiento y para la limpieza química y desinfección se ha contratado una empresa especializada. «Desde la concejalía damos un paso muy importante para ofrecer un servicio esencial para trabajadores, visitantes y locales que quieren disfrutar de una de las vistas más impresionantes del Parque Natural y que hasta ahora no tenían disponibilidad de ir a un lavabo», declaró Campillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook