14 de junio de 2018
14.06.2018
Movilidad

El ayuntamiento permitirá la carga y descarga por la tarde a vehículos ecológicos

La nueva ordenanza autorizará la distribución de 15.30 a 17 horas en determinadas zonas peatonales si se realiza con medios no contaminantes

13.06.2018 | 22:01
Uno de los triciclos eléctricos usados en tareas de reparto.

El Ayuntamiento de València estudia potenciar en la futura ordenanza de movilidad la carga y descarga con vehículos ecológicos y también la denominada distribución «de última milla».

Así, en el borrador presentado ayer en la sectorial de la Mesa de la Movilidad, la concejalía que dirige Giuseppe Grezzi, ha reflejado que aquellas empresas de transporte que utilicen vehículos no contaminantes podrán acceder a determinadas zonas peatonales de 15.30 a 17 horas, tal como reclamaba el sector.

Eso sí, deberán circular a paso humano y no podrán estacionar, sino solo detenerse a descargar la mercancía. La medida está pensada para aquellos distritos como Ciutat Vella con grandes espacios para viandantes y con alta concentración de locales destinados a la restauración y con horarios, en muchas ocasiones, vespertinos.

El tiempo de permanencia a los espacios de carga y descarga continuará siendo de 20 minutos pero desde el Ayuntamiento de València aseguran que «valorarán la ampliación de la franja horaria sin interrupción a mediodía». También hay solicitudes de ampliar a 30 minutos, según explicaron ayer.

La zona de carga y descarga podrá utilizarse para este fin para todo tipo de vehículos y usuarios, siempre que respetan la regulación establecida. Sin embargo, no existe consenso en que las zonas puedan ser utilizadas por cualquier tipo de vehículo, por lo que se ha sugerido un registro y diferenciación del tipo de zonas.

Desde la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico esperan que esta ampliación de horarios de carga y descarga, aunque sea solo para vehículos no contaminantes, se regule de forma adecuada y no sirva de «barra libre» para las empresas de distribución.

«Actualmente tenemos muchos problemas en calles como En Sanz o algunas del Eixample donde las furgonetas y camiones de reparto no respetan las zonas delimitadas y bloquean numerosos comercios. Además, como no hay bolardos, todo el mundo se sube a las aceras, sin respeto ni civismo. Tal vez habrá que pedir maceteros», explicaron fuentes de la entidad.

Los comerciantes del centro también consideran que en las calles peatonales se debe delimitar una zona para la carga y descarga, «ya que actualmente aparcan donde quieren y no tiene lógica». «Si hay zonas delimitadas en calles normales, en las peatonales todavía con más razón», argumentaron.

La futura ordenanza también promoverá y favorecerá los sistemas de logística de última milla «más sostenibles y eficientes», desde bicicletas eléctricas, triciclos y demás vehículos pequeños que no contaminan.

Respecto a la movilidad de camiones, con la nueva ordenanza se revisará la restricción horaria de los vehículos de gran tonelaje y de perímetro de circulación en el interior de la ciudad.

Por último, desde Movilidad Sostenible exhibieron la creación de 75 nuevas zonas de carga y descarga en los distintos distritos de la ciudad desde 2016, mostrando su compromiso con el sector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook