02 de julio de 2018
02.07.2018
Labor social

Bombas Gens pone en marcha una escuela de verano para jóvenes vulnerables

Su Centre Jove acogerá a 20 menores que participarán en talleres de arte, música y actividad física

02.07.2018 | 13:39

Tras dos años de experiencia positiva desarrollando actividades extraescolares para menores vulnerables en diversos centros educativos de València, la Fundació Per Amor a l´Art da un paso más y pone en marcha en su Centre Jove una escuela de verano para dichos alumnos. "Nuestro principal objetivo es poder dar continuidad al trabajo que se ha estado llevando a cabo con estos menores, también en verano. Es el momento en que estan menos atendidos, y por tanto cuando más necesario se hace nuestro trabajo. Es por eso que vamos a ampliar nuestra oferta de talleres de desarrollo personal y cultural y lo vamos a hacer a modo de experiencia piloto en nuestro Centre Jove, preparando así lo que será nuestra actividad al inicio del nuevo o curso. Y siempre con el objetivo de que la igualdad de oportunidades sea más real, aquí en el barrio de Marxalenes", afirma Susana Lloret, directora general de la Fundació Per Amor a l´Art.

El Centre Jove de FPAA es un edificio de nueva construcción ubicado en el conjunto Bombas Gens que funcionará a pleno rendimiento el próximo mes de septiembre, cuando albergue la mayor parte de las actividades del Área Social de la fundación. Mientras tanto, esta primera iniciativa acogerá durante el mes de julio a 20 menores de entre 12 y 16 años a los que se les impartirá una serie de talleres de refuerzo de sus capacidades.

"Queremos crear un ambiente propicio en el que los menores tengan ocasión de compartir y construir modelos de ocio saludables, generar recuerdos positivos, confiar en su capacidad de superación y ver aumentadas sus relaciones sociales y sus habilidades artísticas. En FPAA creemos en el desarrollo personal como herramienta básica para conseguir una igualdad de oportunidades real, y vamos a apostar por ello", explica Sole Martínez, responsable del Área Social de FPAA.

El programa se divide en tres bloques: arte, música y actividad física, e incluye talleres lúdico-educativos como danza urbana, creación de instrumentos reciclados, cocina saludable, o customización de ropa y complementos varios. Y a esto se le sumarán espacios de ocio en los que se orientará a los menores a emplear el tiempo libre de una forma constructiva. También se ha programado uno de los talleres extraescolares con más aceptación: el de arte terapéutico "Divertart". Así valora la experiencia su monitora y asesora del Área Social de FPAA, Deepti Patel: "El arte es una herramienta estupenda para trabajar la autoestima y las emociones. Muchas veces los niños consiguen expresar a través de sus creaciones lo que no son capaces de decir con palabras. Estamos muy contentos con los resultados obtenidos en este taller y por eso vamos a repetirlo".

Y todo ello acompañado de un trabajo con las familias, de las que se pretende obtener la máxima implicación para que los hábitos y valores adquiridos en la escuela de verano puedan afianzarse en sus hogares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook