03 de julio de 2018
03.07.2018
Marina de València

Ribó pedirá dos millones a la UE para rehabilitar los Tinglados 4 y 5

La restauración será similar a la del Mercado de Colón y se destinarán a usos de innovación y culturales

03.07.2018 | 04:15
Ribó pedirá dos millones a la UE para rehabilitar los Tinglados 4 y 5

Los tinglados 4 y 5 del puerto que albergaron los boxes del circuito urbano de Fórmula 1 de València vuelven a manos de la ciudad, cuyo alcalde, Joan Ribó, anunció ayer, tras el acto oficial de entrega de los dos antiguos almacenes portuarios, que solicitarán fondos europeos Feder, como se ha hecho en el Cabanyal, para rehabilitarlos.

En concreto se solicitarán dos millones de euros, que el ayuntamiento cofinanciará al 50 %. La rehabilitación de los Tinglados, dos amplios espacios de 9.000 y 7.500 metros cuadrados de superficie, se inspirará en la del modernista Mercado Colón, con una organización interna a dos alturas. Su uso futuro, a falta de mayor concreción, será espacio de innovación y producción cultural.

La consellera de Obras Públicas, Mª José Salvador, y el alcalde firmaron, en presencia del presidente Ximo Puig, el convenio porque el que la primera hizo entrega de los tinglados a la ciudad, que tras el desmantelamiento de las instalaciones de la F1 vuelven a mostrar su estructura original de vigas, columnas y cerchas de hierro.

Lo que no recuperarán los tinglados es su conexión directa con la antigua dársena porque las siete bases deportivas que se instalaron frente a los tinglados seguirán tapando la vista. La mayoría de bases, pese a que en origen eran provisionales, se quedan.

La intención es rentabilizarlas mientras tengan vida útil. Un criterio que encaja con la economía circular que ayer defendieron Ximo Puig y la consellera durante la entrega oficial de los tinglados a la ciudad.

La subasta de los materiales que en su día formaron parte de los boxes y la zona VIP de los tinglados, en cuya adaptación se invirtieron 15 millones de euros, y que ha incluido desde puertas, hasta parqué pasando por espejos e inodoros, ha permitido rebajar el coste de la reversión por parte de la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) de los tinglados de un millón de euros a 20.000.

El ayuntamiento, propietario de los tinglados 2, 4 y 5 de la dársena y actual Marina de València, recupera así la titularidad de todo el conjunto, que a su vez pone a disposición del Consorcio València 2007 para que desarrolle el plan de usos y explotación de la marina y de las antiguas instalaciones de la Copa del America. La rehabilitación estructural del Tinglado 2, que se destinará a espacio público, acabará en septiembre.

Puig dijo que los tinglados son un ejemplo de colaboración para desbloquear infraestructuras importantes, mientras Ribó manifestó su «profunda satisfacción» por la entrega de los tinglados y destacó su gran potencial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook