09 de julio de 2018
09.07.2018
Turismofobia

La organización independentista Arran lanza un bote de humo contra un bus turístico en València

El grupo, afín a la CUP, lo hace como protesta por el "turismo masivo" y el modelo de turismo en la Comunitat

09.07.2018 | 21:36
La organización independentista Arran lanza un bote de humo contra un bus turístico en València

Miembros de Arran, organización juvenil afín a la CUP, han lanzado un boto de humo contra un autobús turístico en el centro de la ciudad de València para protestar por el "turismo masivo" y el modelo de turismo en la Comunitat Valenciana.

Esta acción, en la que también han desplegado una pancarta según la Federación de Empresarios de Hostelería de Valencia (FEHV), se ha producido sobre las 13.00 horas, después de que esta organización haya realizado una protesta similar en la ciudad de Barcelona.

El pasado año la organización juvenil Arran ya ocupó simbólicamente un piso turístico gestionado por la empresa Airbnb en el barrio de Ciutat Vella de Barcelona, y este año ha inicia movilizaciones en la capital valenciana, con la acción en el bus turístico cuando estaba parado en la zona de Nuevo Centro, según ha informado la Jefatura Superior de Policía.
Según ha informado la organización independentista, dos militantes de Arran han irrumpido en la parte de arriba del autobús con botes de huno y una pancarta con el lema: "Aturem el turisme massiu als Països Catalans" ("Paremos el turismo masivo en los Países Catalanes").

Denuncian con esta acción que "el modelo turístico en el País Valenciano, al igual que en el conjunto de los Países Catalanes, esta comportando un aumento de los precios del alquiler a los ciudadanos, en especial en València".

Advierten asimismo de que este tipo de turismo "genera una ocupación absolutamente precarizada" y que buena parte de ella la asumen las personas jóvenes y sin contrato, sin horarios fijos y cobrando sueldos pésimos", al tiempo que anuncian más acciones en las próximas semanas.

En un comunicado, la FEHV y la Unión Hotelera de la Provincia de Valencia han expresado que Valencia "es una ciudad hospitalaria, abierta y democrática donde no caben actos tan lamentables como el acontecido hoy".

Los empresarios consideran necesario que todos los partidos políticos y especialmente el alcalde, Joan Ribó, como máximo representante del consistorio, condenen este hecho y que la administración "actúe de manera contundente contra este acto vandálico vinculado con la turismofobia, que no es más que una expresión de xenofobia".

Según las dos organizaciones empresariales, "la turismofobia está directamente ligada a la aparición y eclosión de pisos turísticos ilegales, cuya actividad tienen un efecto directo en la convivencia ciudadana y en el mercado de la vivienda", y por ello piden también "medidas efectivas en la defensa de los alojamientos legales y reglados".

Tanto la FEHV como la Unión Hotelera han reivindicado "el papel del turismo como sector estratégico de la economía, generador de empleo y de riqueza" paraValencia y el conjunto de la sociedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook