11 de julio de 2018
11.07.2018
Copa del América

El Consorcio se interesa por el Alinghi para exhibirlo en la Marina

El gran catamarán fue donado por Bertarelli a la ciudad y lleva nueve años en un aparcamiento

11.07.2018 | 00:09
El Consorcio se interesa por el Alinghi para exhibirlo en la Marina

Casi una década después de que València acogiera las últimas regatas de la Copa del América (año 2009) una de las estrellas de aquel acontecimiento deportivo y símbolo de lo que fue aquella época en València, el Alinghi, continúa varado en un apacamiento de la Marina a la espera de que las autoridades municipales decidan qué hacer con él.

Su destino, sin embargo, podría clarificarse más pronto que tarde si, como quiere el Consorcio València 2007, el ayuntamiento se lo cede para colocarlo en un lugar destacado de la propia Marina, que tiene al deporte de la vela como una de sus insignias.

El Alinghi, un catamarán de grandes dimensiones con el que Ernesto Bertareli compitió en 2009 en aguas de València frente al BMW-Oracle, fue donado a la ciudad por el magnate suizo en agradecimiento a la acogida que los valencianos habían dado a su equipo y a la organización de la Copa del America.

La embarcación, sin embargo, se quedó en un aparcamiento de la Marina y allí permanece «varado» y deteriorándose por momentos a la espera de que las autoridades municipales, las de antes y las de ahora, le dieran una salida.

En principio, la idea era colocarlo delante de la terminal de cruceros que se iba a construir en la ampliación norte del puerto, en la cruz de los dos grandes muelles construidos para acoger estas gigantescas embarcaciones turísticas. Era un proyecto que el propio puerto había anunciado que se haría.


Cambio de planes

Sin embargo, finalmente se ha descartado ese emplazamiento para la terminal de cruceros y ahora la idea es hacerla en la antigua Unión Naval, donde ya no es posible colocar un barco de estas dimensiones.

Así pues, el Consorcio València 2007, entidad participada de las tres administraciones que gestionan la Marina de València, ha decidido tomar cartas en el asunto y buscar una solución. Según fuentes de la entidad, este mismo mes de julio estaba previsto celebrar una reunión con los responsables municipales, propietarios ahora del barco, para preguntarles qué quieren hacer con el Alinghi, si lo quieren donar, o lo quieren vender o lo quieren dejar definitivamente abandonado.

Para ellos, si se lo ceden «estupendo». «Se podría restaurar y colocarlo en alguna zona amplia de la Marina como una pieza conmemorativa de aquel evento», dijeron las fuentes en referencia a la Copa del América, que celebró ediciones en València en los años 2007 y 2009.

La idea es darle un «uso simbólico y conmemorativo» y hacerlo de una manera original, eligiendo un lugar importante que lo ponga en valor. Antes, eso sí, habrá que someterlo a algún proceso de restaruración, no para que pueda volver al agua, sino para recuperar su imponente aspecto original, que se ha visto muy afectado por el paso del tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook