23 de julio de 2018
23.07.2018
Mural Alsasua

El PPCV ve "bochornoso" el mural de Alsasua por "justificar un acto violento"

Presentará un recurso de reposición contra el permiso otorgado por el Ayuntamiento de València al autor del mural

23.07.2018 | 19:59

El concejal del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) Eusebio Monzó ha calificado de "bochornoso" el mural realizado por el artista Elías Taño en el muro de Jesuitas en el que se critica la sentencia de Alsasua (Navarra), ya que considera que "justifica la violencia y daña la imagen de Valencia", por lo que presentará un recurso de reposición contra el permiso otorgado por el Ayuntamiento de València al autor del mural.

Taño ha explicado que el mural es "en solidaridad" con los jóvenes de Alsasua condenados por la agresión a dos guardias civiles y a sus parejas realizado ha sido objeto de pintadas por un hombre con el rostro oculto por un casco de moto. El suceso se ha producido horas después de que el autor rehiciera esta obra que previamente fue borrada por una de las concesionarias de limpieza sin consulta previa.

El Ayuntamiento de València ha recalcado que "no ha promovido" el mensaje del mural realizado por Taño, al tiempo que ha recalcado que el consistorio "no ejerce ninguna censura previa de murales ni pintadas". La Delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento ha precisado que esta institución "ni ha financiado ni ha promovido su mensaje, tal y como ha expresado una asociación ciudadana".

Monzó ha valorado la concesión de una autorización por parte del consistorio como "un insulto intolerable y una forma de justificar un acto violento", porque representa un "alegato en contra de la sentencia que condenaba a los agresores de los Guardias Civiles y sus familiares en Alsasua", según ha informado el grupo popular en un comunicado.

"El mural autorizado por Ribó es bochornoso porque supone una justificación de unos actos violentos por los que han sido condenados a cárcel los autores de los agresiones a los guardias civiles y sus parejas en Alsasua. Ribó demuestra una actitud miserable e impropia de un alcalde de Valencia al permitir un alegato en favor de los agresores de Alsasua mientras sigue negando la concesión de una calle para Miguel Ángel Blanco", ha criticado Monzó.

En este sentido, los 'populares' presentarán un recurso de reposición contra el permiso otorgado por el Ayuntamiento al autor del mural al entender que existen "causas manifiestas de que se trata de un alegato para justificar un acto violento".

"Nunca debió ser autorizada"

La autorización administrativa concedida por el servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de València concreta que en el mural no podrá aparecer "ninguna referencia a favor de la violencia, el racismo, alusiones sexista, fascistas o de delito de odio", ha explicado, pero ha denunciado que una pintada en la que "se defiende a personas que están condenadas a penas de cárcel por dar una paliza a guardias civiles que estaban pasando una velada con sus parejas es una forma de justificar la acción violenta que puso en riesgo la vida de estas personas y nunca debió de ser autorizada por el alcalde".

El portavoz 'popular' ha señalado que los autores de las agresiones de Alsasua "forman parte del entorno de Bildu" desde el que "nunca han condenado ni pedido perdón por las acciones terroristas de la banda ETA".

"Ribó ha dado permiso para que se haga una pintada en un espacio público que transciende el derecho a la libertad de expresión, porque el mensaje del mural es una clara referencia en defensa de un acto de violencia con el agravante que ha sido calificado por la justicia como un atentado contra los agentes de la autoridad", ha manifestado.

De esta forma, Monzó ha indicado que presentarán un recurso de reposición contra el permiso otorgado al autor del mural y ha señalado que el autor "ha incumplido el permiso municipal que solo le permitía pintar en el muro recayente al paseo de la Petxina, ya que el mural se extiende por la avenida de Fernando el Católico".

Asimismo, Monzó ha indicado que va a solicitar acceso al expediente de autorización del primer mural, que fue borrado por los servicios de limpieza, para "comprobar que el mural que se eliminó en Ciutat Vella contaba con permiso, porque la concejala de Medio Ambiente ha justificado la concesión del segundo permiso en el muro de Jesuitas para subsanar el agravio", ha apuntado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook