25 de julio de 2018
25.07.2018
Mural Alsasua

La Policía impide que un grupo de personas tape el mural de Jesuitas

Agentes antidisturbios identifican y sancionan al expresidente de Coalición Valenciana, Juan G. Sentandreu

25.07.2018 | 00:21
La Policía impide que un grupo de personas tape el mural de Jesuitas

El mural del solar de Jesuitas vuelve a vivir un nuevo episodio entre los partidarios y los detractores del grafiti que el pasado domingo pintaba Elías Taño. Tras amanecer ayer con nuevas pintadas entre las que se podía leer «Llibertad al regne de Valencia» o «Som valencians, mai catalans», que tapaban casi por completo el mensaje original a favor de los jóvenes condenados en Alsasua por agredir a dos guardias civiles y a sus parejas, se producía sobre las 13.00 horas un encuentro en el que tres decenas de personas pretendían acabar de ocultar el mural del artista.

Entre los asistentes a esta reunión organizada se encontraba el presidente de la Federación Coordinadora d'Entitats Culturals del Regne de València y expresidente de Coalición Valenciana, Juan García Sentandreu, así como representantes de organizaciones de extrema derecha como el líder de España 2ooo, José Luis Roberto.

Tras varios minutos de reunión, era el propio Sentandreu el que, tras negarle los agentes de la Policia Nacional la posibilidad de tapar los restos del mural, intentaba borrar con pintura blanca el grafiti, siendo detenido y llevado por los agentes al furgón policial. Según fuentes de este cuerpo de seguridad, el incidente se saldó con la identificación de Sentandreu dentro del furgón, gestión que se prolongó por espacio de 15 minutos, y su propuesta para sanción administrativa en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Una vez el identificado abandonaba el vehículo policial, se producía el despliegue por parte de José Luis Roberto de una pancarta en la que se podía leer «Únete a la resistencia- España 2000», así como una proclama por parte de Sentandreu en la que criticó al Ayuntamiento de València por considerar que los manifestantes estaban allí para «reponer la legalidad, cosa que el ayuntamiento no está haciendo».

«Los que estamos aquí no vamos a consentir que se ataque la libertad y la justicia. Mientras ellos han venido a humillar a los valencianos y a exaltar a ETA, a nosotros, que hemos venido a reponer la libertad y la justicia, no nos han dejado», destacó el dirigente valenciano.

Paralelamente, un grupo de diez personas a favor del mural de Taño también se reunían a escasos metros del acto y se intercambiaban insultos con los asistentes, lo que generaba el segundo momento de tensión de la mañana.

Durante el acto, los agentes antidisturbios de la policia recibieron por parte de los asistentes al acto gritos de «no tenéis vergüenza» o «proetarras», a los que se sumaron posteriormente otros dedicados a Joan Ribó, al que acusaron de «delincuente» y «terrorista».

Una «serpiente de verano»

Desde la alcaldía se calificó de «serpiente informativa de verano» la polémica creada alrededor del mural, asegurando que le ofrecieron a Elías Taño «una serie de muros» donde el artista «ha hecho una pintura con la que no estamos ni de acuerdo ni en desacuerdo, pero respetamos la libertad de expresión». Del mismo modo, Ribó insistió en que «ni apoya ni deja de apoyar» esta obra. «Es una manifestación de un tipo de arte que está ahí», señaló.

Asimismo, el alcalde agregó que hasta el momento no hay motivo para proceder a su retirada. «Se han borrado determinadas cosas por otras personas que también tienen su derecho a intervenir en el espacio público», por lo que en su opinión «no hay más que decir».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook