03 de agosto de 2018
03.08.2018
Feminismo

El 63 % de las mujeres representadas en las fallas se escenifican "hipersexualizadas"

Ninguna comisión de Especial o Primera A tiene presidentas y solo hay un 12 % en toda la fiesta

02.08.2018 | 23:39
El 63 % de las mujeres representadas en las fallas se escenifican "hipersexualizadas"

El 63 por ciento de la figuras que representan a una mujer en las fallas lo hacen de manera «hipersexualizada», es decir, las muestran «como cuerpos, ignorando sus cualidades y habilidades intelectuales y personales, reduciéndolas a meros instrumentos de placer de otras personas». Esta es una de las principales conclusiones del preinforme de «Análisis de las Fallas de la ciudad de València desde una perspectiva de género», un trabajo realizado por el Departamento de Sociología y Antropología de la Universitat de València y que fue presentado anoche en el Consell Municipal de les Dones.

Otra de las grandes conclusiones de la investigación constata la infrarrepresentación de las mujeres en los cargos directivos. El estudio indica que ninguna mujer ocupa la presidencia de manera oficial de las fallas de sección Especial, Primera A y Segunda B, y que en el total de las comisiones de la fiesta solo existe un 12 por ciento de presidentas frente al abrumador 88 por ciento que ocupan los hombres. Hay que recordar que aproximadamente el 60 por ciento del censo fallero son féminas.

La primera parte de esta investigación que encargó el Consell de les Dones a principios de año ha manejado datos cuantitativos y ha tratado de discernir qué roles desempeñan las mujeres dentro de las fallas y qué cargos o funciones tienen. Además, el trabajo ha consistido en la observación de los monumentos; en total se han analizado 207 fallas de este año por un equipo de 14 personas.

El equipo dirigido por Verònica Gisbert y Joaquim Rius ha observado que el 71 por ciento de los ninots de una falla están protagonizados por figuras masculinas, mientras que las femeninas representan solo el 9 por ciento. En un 14 por ciento de las fallas había paridad en las figuras, mientras que en un 6 por ciento no aparecía ninguna representación femenina.

¿Y cómo se muestra a la mujer en las Fallas? Pues el análisis describe que el 63 por ciento de las figuras femeninas aparecen «hipersexualizadas», es decir, la investigación constata que las mujeres «salen con los pechos descubiertos o con mínima ropa, algo muy exagerado», señala la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de València, Isabel Lozano, presidenta también del Consell de les Dones. Y añade: «Se ha ido al extremo, es decir, a los casos más evidentes, aunque había cuerpos muy exagerados que no se han calificado como 'hipersexualizados'».

Sin embargo, el estudio llama la atención de cómo se representan las falleras dentro de los cadafales. «Es muy curioso cómo cambian los roles según a quién se refieran. Los hombres suelen aparecer con figuras potentes y a los que se quiere ridiculizar, como a los políticos, a veces se les muestra vestidos de mujer. Las falleras, en cambio, se representan con una imagen muy dulce, idealizada, que no pueden ser criticadas», explica Lozano.


Dirección mayoritaria del hombre

En cuanto a la presencia de las mujeres en cargos directivos, solo el 12 por ciento ostentan alguna presidencia –ninguna de las secciones principales–, mientras que las vicepresidentas alcanzan una cuota de poder del 26 por ciento. En otros desempeños como el de secretarias, la cifra se eleva curiosamente al 67 por ciento. Y otro dato para tener muy en cuenta y esperanzador: en las delegaciones infantiles el 88 por ciento de las presidencias son femeninas.

En la Interagrupación el 89% de los directivos son hombres y solo un 11 por ciento mujeres, mientras que en la Junta Central Fallera, órgano «en el que los políticos tenemos capacidad de cambiar las cosas», según explica la concejala Isabel Lozano, los porcentajes son un poco mejores (67% hombres frente al 23 por ciento de mujeres), pero la edil reconoce que «hay que continuar avanzando».

Según explica Lozano, los resultados de la investigación son «un reflejo de la sociedad». «No me esperaba datos supermalos ni ideales. Están en consonancia con la sociedad en la que vivimos», reconoce. Asegura que este estudio «es una herramienta muy útil para Igualdad y Cultura Festiva, para saber cuál es el camino a seguir y donde proponer medidas para mitigar efectos negativos». «Queremos recorrer el camino de la igualdad de género de la mano del mundo fallero. Eso al final es más democracia, justicia, etc», concluye la concejala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook