12 de septiembre de 2018
12.09.2018
Movilidad

València estudia implantar el modelo de Londres, donde el 50 % de los viajes se pagan con tarjeta

Grezzi toma como referencia el sistema tarifario e integrado del transporte público en la capital británica

12.09.2018 | 00:36
Grezzi, con los responsables de Ford

València ha puesto su punto de mira en Londres, una ciudad referencia mundial en el transporte metropolitano. En la gran urbe británica, por ejemplo, cada día salen a operar 8.500 autobuses para dar servicio a las millones de personas que viven en el área de influencia de la capital. Otro dato: el presupuesto que maneja el Transport for London, la autoridad del transporte de aquella ciudad, es superior a los 4.000 millones de libras anuales. València pedía al Estado 40 millones de euros y ni siquiera los tiene. Para este año están consignados los primeros 10. Al margen de las enormes diferencias entre ambas urbes, el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y su equipo han ido a empaparse de los sistemas que emplean los londinenses, con la idea de copiar aquellos que puedan ser extrapolables al «cap i casal».

Al edil, acompañado por el gerente de la EMT, Josep Enric García, y de Ruth López, jefa del servicio del Movilidad, le ha llamado bastante la atención que el 50 por ciento de los billetes en el área metropolitana de Londres se paga con tarjeta y son tickets únicos. «Eso es posible porque el precio es competitivo y porque es un sistema que resulta muy cómodo para los viajeros. En València utilizamos el sistema de Mobilis para los bonos, pero se podría buscar la manera de, cuando se haga la integración tarifaria con el resto de municipios del área metropolitana, se incorpore el pago por tarjeta. Hay que cuantificar lo que costaría y como compatibilizarlo con nuestro sistema. Es complicado porque supone mucho trabajo y esfuerzo económico, y sin la ayuda del Estado como tienen otras ciudades poco se puede hacer», aseguró Grezzi.

Mejorar la sostenibilidad

«Tienen un proyecto global y de área metropolitana impresionante, donde el objetivo es buscar la sostenibilidad, reducir el transporte con vehículos privado, fomentar el público y reducir las emisiones contaminantes. De hecho ahora van a ampliar la zona restringida para asegurarse este propósito», explica el concejal.

El máximo responsable de la movilidad de València se reunió ayer con Scott Thompson y Edward Goose, responsables de crecimiento estratégico y de proyectos, respectivamente, de Consulting and International Operations of Transport for London, y asistió además a diferentes reuniones técnicas en las oficinas de la entidad de transporte de la capital británica. Grezzi regresa a València con un compromiso de colaboración entre las dos ciudades para seguir avanzando en el modelo de la sostenibilidad.

Avanza el proyecto con Ford

Sin embargo, el gran objetivo de su viaje a Londres era progresar en el programa que València y Ford desarrollarán en la ciudad a partir de 2019. La multinacional norteamericana pondrá en marcha un servicio de reparto de última milla con furgonetas Ford Transit híbridas enchufables, es decir, un motor con un autonomía de cero emisiones para los recorridos cortos urbanos –hasta 50 km–. Todavía se desconoce de qué manera y qué cantidad de vehículos pondrá en circulación el fabricante en València, pero se antoja una experiencia esencial para la firma del óvalo, ya que en 2019 también tiene previsto lanzar este modelo en serie.

Grezzi se ha reunido en Londres con Sara-Jayne Williams, directora ejecutiva de Ford Smart Mobility Europe, y con otros directores de varias áreas de Ford Smart Mobility, en la oficina europea que la filial de la compañía tiene en la capital británica. El edil conoció de primera mano los objetivos y aspectos clave de los programas que Ford Smart Mobility está desarrollando en materia de movilidad global y conectividad con soluciones para la ciudad del futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook