15 de septiembre de 2018
15.09.2018
Proyecto

Jardines probará tres especies resistentes a la sequía y replantará 3.274 alcorques

Parques y Jardines plantará 86 especies distintas en los 3.274 alcorques vacíos

14.09.2018 | 23:00
Jardines probará tres especies resistentes a la sequía y replantará 3.274 alcorques

València plantará en los próximos meses 3.274 árboles de 86 especies distintas, tres de ellas nuevas en la ciudad: Harpephyllum caffum, Moringa Oleifera y Tristania Conferta. El objetivo es estudiar su adaptación al suelo, así como su resistencia a la sequía y la exposición solar. Procedentes de zonas áridas, se trata de variedades más indicadas para las altas temperaturas provocadas por el cambio climático. Así lo explicaba ayer Pilar Soriano, edila de Parques y Jardines, quien calificaba de «ambicioso» el proyecto de su concejalía para «reducir los alcorques vacíos en pos de una València más verde». Con un presupuesto de 2.100.000 euros, Soriano recordaba que la reposición de arbolado es fruto del proceso participativo Decidim València 2017.

En cuanto a los árboles de nuevo cuño, se encuentran la Harpephyllum caffrum (ciruelo de los cafres), que puede llegar a medir unos diez metros con una copa compacta y ramificada. Su rápido crecimiento y un sistema radicular poco agresivo permiten su plantación como arbolado de alineación, según los técnicos. En cuanto a la Moringa Oleifera (moringa) procedente de la India aunque no es muy grande puede desarrollarse en ambientes áridos. Por último, la Tristania conferta o Lophostemon confertus (boj cepillo), puede llegar a los treinta metros de altura. Originaria de Australia, necesita poca agua, soporta mucha exposición solar y su enorme follaje garantiza una enorme sombra. Dos ejemplares ya se plantaron en el jardín de la calle Senyera, aunque ambos se han secado.

Desde la concejalía aseguran que algunas plantaciones suelen fallar porque los árboles pueden llegar en malas condiciones del vivero, por lo que no puede achacarse su muerte a la falta de adaptación. «Per una València més verda» contempla la plantación de unas cuatro Tristania que se ubicarán en distintas zonas y condiciones para asegurar su idoneidad. La iniciativa se ha tomado junto a la Universitat Politècnica de València, quien ya ha plantado varias moringas junto al edificio de Bellas Artes, estas sí en buen estado.

«Por el tamaño del proyecto y la necesidad de ajustar la ejecución al período de parada vegetativa de la mayor parte de los ejemplares, está planteado de tal manera que su ejecución se ha dividido en cinco lotes, agrupados por distritos y con un presupuesto equilibrado entre ellos», indicaba ayer Soriano. Los árboles de hoja caduca se plantarán entre los meses de octubre y marzo, mientras que el capítulo de las palmeras no se abordará hasta abril o mayo.

También se va a ampliar el tamaño de los alcorques, ya que el estándar «que planteó la anterior administración municipal» es de 1x1m, unas medidas que la concejala ha calificado de «insuficientes» para algunas especies. Por este motivo, 1.716 van a pasar de medir 1x1m a 2x1m, 65 pasan a medir 2x2m y 20 serán circulares. Se habilitarán 25 alcorques nuevos de 2x2m y 2 circulares. Por otra parte, se tendrán que anular 71 alcorques que dificultan el paso a las personas con movilidad reducida. Además, se va a mejorar y ampliar el riego en 41 calles de 11 distritos diferentes, en los que se encuentran 924 árboles (370 en la zona sur y 554 en la zona norte).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook