08 de octubre de 2018
08.10.2018

Los arcabuces conquistan el cap i casal

El alardo de la fiesta de Moros y Cristianos se celebra, por primera vez, en la Plaza del Ayuntamiento, con gran expectación

07.10.2018 | 21:14
Los arcabuces conquistan el cap i casal

La fiesta de todos los valencianos y valencianas, el 9 d'Octubre, está, literalmente, a la vuelta de la esquina, y su ambiente ya se siente por la ciudad, especialmente, por su centro histórico. Ayer, precisamente, una festividad tan arraigada en la cultura valenciana, como son los Moros y Cristianos, tomó el protagonismo con diversos actos. Entre ellos destacó el alardo, por su espectacularidad, y por el hecho de que, por primera vez, se celebraba en la Plaza del Ayuntamiento.

Los arcabuces tomaron así el «cap i casal» y, concretamente, la catedral de la pirotecnia como es la plaza consistorial, para ofrecer un espectacular y estruendoso espectáculo. Antes las tropas moras y cristianas, con una importante representación de festeros procedentes de l'Olleria, la localidad invitada de este año, desfilaron desde la plaza de la Reina hasta las mismas puertas del ayuntamiento. Balcón al cual se subirían luego los cristianos para defender «el castillo» ante las tropas moriscas. De nada sirvió la petición mora de que sus rivales rindieran su fuerte y, consecuentemente, luego se libró la batalla ante la presencia de gran cantidad de personas.

Más espectáculo y seguridad

Uno de los impulsores de esta festividad en València, Juan Ricardo Ruano, quien además es vicepresidente de la Federación de Moros y Cristianos en València y festero en l'Olleria, aseguraba estar «muy emocionado» con que este alardo y «ambaixà» se celebrara en la plaza consistorial. Añadía que «salta a la vista que el alardo ha triunfado» y agregaba que en el futuro invitarán a otras localidades festivas para dar continuidad a esta iniciativa tan vistosa.

Otros que estaban también muy emocionados eran els embaixadors moro i cristià de l'Olleria, Erminio Such y José Boluda, quienes decían que había sido «un gran honor» llevar su fiesta local hasta la capital valenciana.

Por su parte, el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, destacaba que la fiesta ya se ha convertido en una trilogía, «como marca la tradición» y se ha ganado en «espectacularidad y seguridad», pues cabe recordar que antes se realizaba en la Plaza de la Virgen.

Fuset animaba a todas y todos los valencianos a participar en el 9 d'Octubre en «paz y armonía» porque «es un día de fiesta y de reivindicación, de unidad y de respeto a la diversidad de los valencianos y valencianas».

Los actos festivos continuaron ayer por la tarde con la siempre vistosa Entrada Mora y Cristiana Infantil, previa a la Entrada de los mayores que tendrá lugar mañana por la tarde. Y la jornada finalizaba con el concierto de la Banda Municipal de València en el Palau de la Música.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook