10 de octubre de 2018
10.10.2018
Levante-emv
Patrimonio

Los servicios jurídicos de València sopesan rescindir la cesión de Los Silos a Burjassot

La «crónica falta de conservación» pudo provocar el derrumbe del muro en septiembre y ser causa para su devolución

09.10.2018 | 22:59

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de València estiman que se podría reclamar a Burjassot los gastos de reconstrucción del muro de los Silos, que se derrumbó el pasado el 18 de septiembre tras unas fuertes lluvias. Los letrados concluyen que la corporación debe incoar un procedimiento administrativo para averiguar y determinar las circunstancias producidas, exigiendo al consistorio de l´Horta «el resarcimiento de los daños ocasionados al inmueble protegido». En ese punto, se acogen al acuerdo plenario de 1975, que estipulaba la cesión del monumento a Burjassot con la condición de conservación, limpieza y ornato. Un incumplimiento que según el informe emitido el pasado 1 de octubre, podría ser «causa de extinción de la autorización en su día concedida». Es decir, su devolución al Cap i Casal.

El documento firmado en 1975 por València y Burjassot recogía «una autorización de uso común especial normal de bien de dominio público y por tiempo indeterminado». Mientras una de las condiciones expresaba la obligación de conservación, limpieza y ornato, otra exigía que Burjassot «obtenga autorización expresa de València para toda obra o reforma». Los servicios jurídicos entienden que no se han respetado ninguna de las dos, ya que Burjassot realizó obras de acondicionamiento de la cubierta de Los Silos – el 14 de septiembre de 2018–, «sin la obligada autorización expresa y previa de València». No solo eso, sino que apunta como «hipótesis plausible que la causa primigenia del desprendimiento sea la crónica falta de conservación del edificio».

El escrito, al que ha tenido acceso Levante-EMV, incide en que València puede declarar caducada y retirar la autorización, sin derecho a indemnización alguna para Burjassot, simplemente mediante un preaviso de tres meses. En ese punto, reitera la obligación de proteger el patrimonio cultural, aún cuando fuera necesaria la asistencia técnica de la Generalitat, pero advierte de las consecuencias de las obras realizadas sin autorización. Como consecuencia del derrumbe del pasado mes de septiembre, el demoledor informe de los servicios técnicos de Patrimonio Histórico y Artístico obligaron al Ayuntamiento de València a realizar una declaración de emergencia para actuar en Los Silos, declarado Bien de Interés Cultural en 1982. Las obras de reconstrucción ascienden a 274.000 euros y la vía de urgencia permite ahorrar los trámites del expediente de contratación y ordenar la ejecución inmediata incluso cuando no haya crédito previsto, procediendo a su dotación a posteriori. Una empresa especializada en restauración del patrimonio llevará a cargo las obras, que está previsto arranquen el próximo lunes tras los sondeos y catas que se iniciaron el lunes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas