13 de octubre de 2018
13.10.2018

Cs apoya la separación del Canyamelar y el Cabanyal

"Canyamelar en marxa" espera el dictamen del Síndic tras quejarse del silencio del consistorio a su petición de ser barrio con entidad propia

12.10.2018 | 22:01
La fachada del actual Polideportivo Municipal Cabanyal-Canyamelar.

El colectivo «Canyamelar en marxa», firme en su objetivo de «independizarse» del Cabanyal, no ha dudado en recurrir al Síndic de Greuges tras un año de silencio administrativo por parte del Ayuntamiento de València. La reclamación de los más de trescientos vecinos que quieren que estos dos barrios de Poblats Marítims vayan por separado en el nomenclátor oficial, ha encontrado el apoyo de Ciudadanos, quien no duda en secundar la iniciativa. A la espera del dictamen de José Cholbi, que ha admitido a trámite la queja, Manuel Camarasa (Cs) recordaba ayer que se trata de una reivindicación histórica. Según Camarasa ya en noviembre de 2016 su grupo municipal presentó una moción a la Comisión de Desarrollo Humano para cambiar el nombre del polideportivo del Cabanyal, en el que ni siquiera aparecía el término Canyamelar. «Lo único que reivindican los vecinos es que el Ayuntamiento reconozca su barrio o demarcación», incide Camarasa.

«El pasotismo de los distintos gobiernos municipales al no reconocer la peculiaridad de cada uno de los Poblados Marítimos, tan arraigados como lo demuestran sus demarcaciones parroquiales, con sus propios titulares y patrono, hace que los vecinos no se encuentren satisfechos», reitera el concejal de Ciudadanos. El principal temor además, es que el topónimo Cabanyal acabe engullendo, como ha ocurrido alguna vez, al secundario de Canyamelar. La desaparición, vaticinan, sería el siguiente paso.

«Los vecinos de ambos barrios, Cabanyal y Canyamelar, tienen muy claro dónde residen. Las reivindicaciones del Canyamelar se remontan a años atrás. El tripartito ha vuelto a hacer gala de su falta de trasparencia por no contestar a la petición de los vecinos y colectivos y éstos han recurrido al Síndic de Greuges», razona Camarasa. «Le exigimos al tripartito voluntad y diálogo con los vecinos para llegar a acuerdos», reitera. Mientras, desde el equipo de gobierno se apuesta por la prudencia, al entender que las necesidades de El Cabanyal-Canyamelar pasan ahora por cuestiones mayores tras el abandono en la época en que el Partido Popular estaba al frente del consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook