13 de octubre de 2018
13.10.2018

La futura ordenanza se acerca a Europa en movilidad para bicicletas

El borrador, que todavía está pendiente de aprobarse, regula cuestiones como la circulación en contrasentido, los remolques o el incremento de sanciones al circular por las aceras

12.10.2018 | 22:01
La calle Obispo Soler, en Campanar, ya es de contrasentido.

El borrador de la futura Ordenanza de Movilidad consigue una pretensión tan española como es la de acercarse a Europa, sobre todo en aspectos sobre la movilidad de bicicletas. La nueva normativa se basa en regulaciones y leyes de diversos países del viejo continente, así como en el reglamento de la Dirección General de Tráfico (DGT) o en la Convención de Viena, que regula la movilidad europea desde 1979 con progresivas actualizaciones.

Consecuentemente, los ciclistas ganan en derechos y en medidas para fomentar el uso de este medio de transporte, pero también deben cumplir obligaciones, pues, por ejemplo, se aumentan las multas por circular por las aceras, que pueden llegar hasta los 500 euros.

Uno de los aspectos que más va a dar que hablar, de hecho lo está haciendo ya, de la futura ordenanza, es la posibilidad de circular en contrasentido en ciertas calles habilitadas, y debidamente señalizadas para ello. Una norma que, todo sea dicho, no es nueva en la ciudad, pues desde hace varios años se ensayó en Benicalap y Campanar. No obstante, se ha quedado a la cola respecto a otros lugares como, por ejemplo, Francia, cuyo Código de Circulación, de 2015, ya establecía esta medida a nivel estatal en todas las calles con limitación a circular a menos de 30 km/h. Unos carriles que en Francia se llaman de «double sens cyclable».

Desde València en Bici ponen, precisamente, al país galo como ejemplo en esta cuestión. Y argumentan las ventajas de esta medida: «Con ella se evita que los ciclistas tengan que dar grandes rodeos, es más seguro para los peatones porque evita que los ciclistas se vean tentados a circular por las aceras. Y también conlleva que los vehículos, al ver un ciclista de cara, reduzcan su velocidad».

Girar antes en un semáforo

Otra medida que se pretende aprobar y que también genera debate es la que permite a los ciclistas realizar un giro en un semáforo en rojo para incorporarse a un carril bici, a una calle peatonal o girar a la derecha «siempre que exista una señalización que así lo indique». Esta normativa ya es común en varios países europeos como Holanda, así como en ciudades españolas como Barcelona o Zaragoza. Desde València en Bici explican que así se consigue hacer más segura la circulación ciclista, así como la permeabilidad del tráfico. Y matizan que se tiene que respetar y dar prioridad a los peatones antes de hacer este tipo de giros. Y también que es algo que los ingenieros municipales deben estudiar para colocar en los lugares convenientes.

También entra aquí la cuestión de si las bicis pueden cruzar o no por los pasos de peatones. El borrador de la normativa establece que podrán transitar por ellos «adaptando su velocidad a la del peatón». Una norma que se parece a la de Francia, donde las bicis pueden circular por zonas peatonales, siempre que lo hagan al paso de una persona, y con las medidas de precaución oportunas. En cambio, en Copenhague, una de las ciudad donde más se fomenta el uso de la bici, entre sus normas está que los ciclistas deben de bajar de sus vehículos en los pasos de peatones. Y tampoco entran en los parques en bicicleta. Copenhague ha ganado en varias ocasiones el galardón de mejor ciudad del mundo para ciclistas. Actualmente, más de la mitad de los trabajadores acceden a sus puestos de trabajo con este medio de transporte. Y, a nivel estatal, solo el 40% de los daneses tiene coche propio. Pero en este fomento de la bicicleta entra también la elevada inversión pública en carriles bici, en infraestructuras como la Cykelslangen, un carril bici elevado de Copenhague de 235 metros. O en el permiso de subir las bicicletas al tren o al metro. Algo que en València solo se permite los sábados, domingos y festivos. Así como la amplia red de aparcamientos para bicicletas en las calles y edificios.

Bicicletas con remolques

Un vacío legal actual es el referido a las bicicletas con remolques tanto para niños como para otro tipo de mercancías. Ahora se pretende regular esta cuestión que en países como Holanda o Bélgica lleva ya mucho tiempo funcionando. El objetivo es determinar qué tipo de bicicletas y de remolques pueden ser utilizados y cuales quedarían fuera la normativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas