13 de octubre de 2018
13.10.2018

Los vicentinos se sienten abandonados por el arzobispado

"No nos ha ayudado en la búsqueda de los restos del mártir ni en la recuperación de la Roqueta y ahora sale corriendo a cambiar la fiesta", dicen

12.10.2018 | 22:01

La posibilidad más que cierta de que la fiesta de San Vicente Mártir (22 de enero) pase a celebrarse en domingo ha sentado mal en el mundo vicentino, que no solo cuestiona ese cambio, sino la implicación del Arzobispado en el mismo después de mantener, dicen, una postura «absolutamente distante» respecto a otras cuestiones importantes para ellos como la búsqueda de los restos del mártir o la recuperación del monasterio de la Roqueta.

Rosa Araixa, presidenta del Foro Cultural Valenciano La Roqueta, no entiende que el arzobispo Antonio Cañizares «no nos haya ayudado en nada y ahora salga corriendo a reunirse con Ribó para mover la fiesta», una celebración que pasa por ser la más importante del cristianismo valenciano.

«La Roqueta esta en el aire -se refiere a sus usos tras la restauración-, las excavaciones están pendientes, no nos ayuda en nada y ahora se va a hablar de la fiesta. Es deplorable», explicó con evidente indignación Rosa Araixa, una vicentina histórica que siempre ha defendido la necesidad de excavar la Roqueta para buscar los restos del mártir y dedicar el edificio a la difusión de su vida y su importancia dentro del cristianismo valenciano.

Araixa no quiso entrar en la conveniencia o no de llevar la fiesta a un domingo del mes de enero. Para ella «lo más importante es buscar al mártir y los símbolos del martirio. Eso es lo importante», reiteró.

Sí se había opuesto frontalmente al cambio de fecha otra vicentina de pro, Francisca Llosa, presidenta de la Asociación Valencia Cultural-Vía Augusta y Camino de San Vicente Mártir, que entiende que pasar el día del patrón a domingo «es despersonalizar» la fiesta. «Siempre nos hemos negado y nos seguiremos negando», dijo Llosa refiriéndose a las numerosas asociaciones vicentinas de la ciudad y de la Comunitat Valenciana. Y es que «al ser un domingo cualquiera pasaría desapercibida, no se nombraría en ningún sitio», algo que no ocurre con otras fiestas que han cambiado de fecha, como el Corpus Christi o el día de la Virgen, al tener arraigo en todo el país o ser una fiesta de mayor notoriedad.

«En otros paises no creo que hayan cambiado las fechas de recuerdo a San Vicente Mártir, así que aquí nos mantenemos firmes también», aseguró rotunda Francisca Llosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook