10 de noviembre de 2018
10.11.2018

No ciudadano al hotel en altura de la Marina

La segunda fase de consulta para definir el volumen y uso de la parcela incluirá tres talleres

09.11.2018 | 21:23
Figuración de la volumetría que podría tener el nuevo edificio de usos mixtos previsto en la parcela hotelera de la Marina.

El proceso participativo para definir el volumen y los usos de la parcela de uso hotelero anexa al edificio del Reloj y la antigua estación marítima rechaza la idea del hotel en altura. Así se desprende del cuestionario llevado a cabo en la primera fase del proceso de consulta ciudadana previo a la redacción del pliego de condiciones para la licitación de esta pastilla de suelo. Fuentes del Consorcio València 2007 informaron de que al cuestionario online abierto han respondido 300 personas, que han aportado sus ideas sobre la forma y los usos del edificio y su entorno.

Los encuestados quieren un edificio «con identidad propia» con espacios «en planta baja y abiertos al público más inmediato». Un planteamiento que aleja el proyecto inicial previsto por el Consorcio para construir un hotel de hasta 30 alturas, al que se han opuesto los vecinos y el grupo municipal València en Comú, uno de los socios del tripartito.

En relación a la arquitectura, los encuestados coinciden en dibujar un espacio abierto y permeable, que relacione el interior con el exterior, y donde se creen ambientes relajados, tranquilos y acogedores. Los participantes prefieren espacios «en planta baja y abiertos al espacio público más inmediato», «abiertos para disfrutar de nuestra luz» y «que tengan identidad y sean diferentes».

En lo relativo al equipamiento, los servicios y los usos, muchos participantes sugieren que el edificio contenga lugares para estudio y trabajo en grupo, para artes escénicas y para actividades y recursos multimedia. Algunas personas proponen «espacios gratuitos para exposiciones» así como «espacios comunitarios e intergeneracionales que permitan la relación entre colectivos sociales».

Hostelería

En cuanto a instalaciones hosteleras, coinciden en que la oferta sea variada y de precios asequibles y señalan ideas como «un lugar donde compartir mesas y con restaurantes económicos», «de calidad, con productos locales y un precio accesible», «con una cocina innovadora y relacionada con el Mediterráneo». Este cuestionario también se ha trabajado directamente en sesiones con colectivos implicados de la zona, como las sociedades musicales y de vecinos, los empresarios de La Marina y los alumnos de EDEM.

El nuevo equipo gestor del Consorcio ha dado un giro al proyecto del hotel en altura, tras las presiones ciudadanas y de València en Comú, para plantear la construcción de un edificio con diferentes usos, relacionados con la ciudadanía, el turismo y el trabajo. El Consorcio informó ayer de que ha abierto el proceso de inscripción en los tres talleres que se llevarán a cabo en la segunda fase del proceso de consulta. Las conclusiones de este proceso vinculante se presentarán en diciembre y servirán para definir los pliegos de urbanización y edificación de esta parcela de ubicación estratégica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook