12 de diciembre de 2018
12.12.2018
Pedanías

Los vecinos de Cases de Bàrcena podrán usar servicios de Bonrepòs y viceversa

Los alcaldes de ambos municipios firman un convenio para regular sus recursos públicos

12.12.2018 | 20:06

El alcalde de València, Joan Ribó, y la alcaldesa de Bonrepòs i Mirambell, Rosella Antolí, han firmado un convenio de colaboración para que los vecinos y vecinas de Cases de Bàrcena, perteneciente al municipio de València, puedan utilizar servicios y equipamientos del municipio de Bonrepòs y Mirambell como el polideportivo municipal, el cementerio municipal o las actividades del CEIP Mare de Déu del Pilar. El ayuntamiento de València, por su parte, se compromete a que las personas mayores y jubiladas de Bonrepòs y Mirambell tengan acceso a las tarjetas Bono Oro.

De acuerdo a lo estipulado en este convenio, a cuya firma han asistido la concejala de agricultura, Horta i Pobles de València, Consol Castillo, la vicepresidente de la diputación, María Josep Amigó, y el alcalde de Cases de Bàrcena, Javier Riera, el CEIP Mare de Déu del Pilar de Bonrepòs i Mirambell será considerado escuela de València a efectos de acceso a la oferta educativa y de ocio que el ayuntamiento pone a disposición de las escuelas públicas de la ciudad.

«Desde hace mucho tiempo la gente de Cases de Bàrcena está disfrutando de una serie de servicios del ayuntamiento de Bonrepòs i Mirambell, y a nosotros nos parece razonable que la gente de Bonrepòs pueda disfrutar también de algunos servicios del Ayuntamiento de València, de los que hasta ahora no disfruta, como es el caso del Bono Oro para las personas jubiladas, del que a partir de hoy podrán disfrutar», ha afirmado Joan Ribó.

Ribó ha destacado la importancia de que «desde los diferentes municipios de València trabajemos conjuntamente pensando más en áreas metropolitanas con planteamientos comunes para una serie de servicios que son más fáciles de ofrecer mediante un convenio como el que hoy hemos firmado, que a través de hacer infraestructuras que no tendrían ningún sentido».

Rosella Antolí, alcaldesa de Bonrepòs i Mirambell, ha contado que «este convenio es una reivindicación histórica de nuestro pueblo porque desde siempre hemos prestado servicios a Cases de Bàrcena gustosamente, pero nunca hemos recibido nada a cambio de la ciudad de València. Entendemos que es normal que acudan a nuestros servicios, pero también lo es que haya algún tipo de compensación en servicios».

Este convenio viene a «arbitrar una manera de garantizar el derecho de la ciudadanía a acudir a su administración más próxima con el derecho de los municipios a percibir la correspondiente compensación por el uso de sus servicios por parte de ciudadanos y ciudadanas de otro municipio.Parte del interés recíproco de ambos ayuntamientos de que los vecinos de las Casas de Bàrcena puedan tener una mejor atención en el e ámbito social, deportivo y cultural al poder utilizar los servicios de Bonrepós i Mirambell, aunque no sea su municipio, mientras que los vecinos de este municipio podrán acceder a Bono oro de la EMT y disfrutar de toda la oferta educativa que el Ayuntamiento de València pone a disposición de los centros educativos públicos de su término municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook